Gómez: Al Ministerio de la Salud se le salió de las manos el control epidemiológico de la pandemia

Reina la preocupación sobre la salud dentro del estado Táchira, debido a la falta de insumos y pruebas rápidas de descarte para COVID-19. Pruebas, que puedan ser aplicadas al personal que labora, no solo en los recintos hospitalarios. Sino, en aquellas dependencias que se encuentran funcionando, en el marco de la emergencia decretada por la pandemia.

Así lo aseguró la gobernadora de la entidad, Laidy Gómez, quien informó que luego de realizada una prueba diagnóstica para COVID-19, a un funcionario del área administrativa de la Corporación de Salud (Corposalud), el mismo resultó positivo. Quien ya se encuentra en el área de aislamiento del Hospital Central de San Cristóbal (HCSC).

Ahora es noticia: En hospital los Magallanes de Catia bajan cadáveres por las escaleras debido a ascensores dañados

«Este caso positivo en la institución, prende las alarmas y nos genera mucha angustia. Pues, más de 150 funcionarios se encuentran laborando por necesidad de servicio, frente a la pandemia en el edificio de Corposalud. Y no se cuenta, con el material necesario para aplicar los protocolos epidemiológicos», afirmó.

La mandataria regional, indicó que no cuentan ni con una prueba rápida, para hacer diagnósticos de descarte a estos empleados. Por eso le insisto, una vez más, al Ministro del Poder Popular para la Salud que asuma su responsabilidad. Esto, para que envié los insumos que se necesitan.

“Lamentablemente se le está saliendo de las manos el control y el manejo epidemiológico de la pandemia”, dijo la gobernadora.

Gómez destacó que, el personal del edificio administrativo de la Corporación de Salud, labora por razones “obvias y necesarias”. Ya que no pueden paralizar la función pública, «porque eso generaría que médicos y enfermeras no puedan cobrar su sueldo. Por eso, urge aplicar los controles epidemiológicos al área de la salud».

Gómez y su llamado no solo al Ministerio de Salud

Ante esta situación, la primera autoridad regional hizo un llamado al régimen de Maduro. «Ustedes (gobierno nacional) son los responsables del aumento de contagios por Covid-19 en el Táchira y son cifras que nos tienen en gran vulnerabilidad».

 ¿Qué es lo que está esperando el gobierno de Maduro, para articular y coordinar los protocolos epidemiológicos, que permitan mitigar el impacto de contagios de la COVID-19 en el estado? – se preguntó Gómez- el día 29 de junio, se envió la solicitud de medicamentos ambulatorios y de material de bioseguridad. Equipos, que necesitan los médicos y enfermeras que están trabajando, en este tiempo de pandemia y aún se encuentra a la espera.

“Apenas el día 12 de julio, nos llegaron 5.200 guantes, de los 15 mil que necesitamos para cubrir un mes de asistencia médica en el Hospital Central. Algunos voceros dicen, que a la gobernadora del Táchira se le da todo lo que pide. Quiero aclarar que, primero no solicito insumos para mí, sino para preservar la salud de nuestros galenos, enfermeros, camilleros y conductores de las ambulancias. Porque es nuestro deber”, puntualizó.

Asimismo, la gobernadora tachirense le recordó al ministro de Salud, que los 5.200 guantes que llegaron, no alcanzan para una semana de asistencia en los distintos servicios que brinda el Hospital Central.

“Ustedes envían los medicamentos que por ley le corresponden a la entidad. No porque me los regalan o sean muy buenos conmigo. Y debo destacar que, el Consejo Legislativo (CLET) no termina de aprobar los recursos que solicité, para garantizar material de bioseguridad para el personal activo en el HCSC».

Ministerio de salud retrasa controles post mortem

Por otra parte, la primera autoridad de la entidad rechazó las especulaciones que surgieron a raíz de unas fotografías que circularon sobre el presunto abandono de unos cadáveres en un área del HCSC.

“Es necesario aclarar, que los cuerpos estaban a la espera del protocolo para determinar la causa de muerte”.    

Algunos representantes que manejan la parte comunicacional del gobierno, – aseveró- quieren generar situaciones para que se produzca una intervención en el HCSC. Todo, con el pretexto de negligencia.

“El área donde estaban esos cuerpos sin vida, corresponde al traslado previo a la morgue. Cuando fallece una persona en el hospital, es llevada a un área de la emergencia, donde se determina si el cadáver amerita autopsia o no.

“Las personas que mueren por COVID-19 tienen retraso en los controles post mortem. Esto, porque el Ministerio de la Salud no envía a tiempo los resultados. Y mientras no se determine si la persona falleció por el virus, se tiene que esperar el resultado, porque así lo exige la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, argumentó Laidy Gómez.

Ante la incapacidad demostrada por los entes nacionales, – enfatizó –  es evidente que quieren montar cortinas de humo para desestimar los esfuerzos y el trabajo que el personal de salud del Hospital Central ha venido realizando durante la pandemia.

Trabajo que es más por vocación, que por remuneración. Pues, muchas veces este personal no tiene ni para comprarse un par de zapatos. Mientras que, el traslado ida y vuelta lo tiene que hacer caminando, porque ni para el transporte les alcanza el sueldo.

DIRCI-Táchira

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver