Federación de Bioanalistas de Venezuela: 89% de los laboratorios están «inoperantes»

Los laboratorios públicos en Venezuela son el reflejo de la crisis sanitaria que padece del país. De acuerdo con la Federación de Colegios de Bioanalistas de Venezuela, el 89% de los laboratorios en el país se encuentran «inoperantes».

Entre la falta de mantenimiento y la ausencia de insumos, los bioanalistas se ven en la necesidad de trabajar con lo poco que reciben para atender a los pacientes.

Ahora es noticia: Inac reactivó vuelos por los dos meses de flexibilización ampliada

Laboratorios públicos en Venezuela

La presidenta de la Federación de Bioanalistas de Venezuela, Yudith León, comentó a Todos Ahora que los laboratorios públicos en Venezuela son monitoreados desde el 2012. Desde entonces se evidenció la falla de insumos y materiales para la atención que acudían al sector público. Además de las infraestructuras y la ausencia de capacitación para la atención de los ciudadanos.

«Las capacidades en los laboratorios no son suficientes para atender las pruebas de COVID-19 y otros estudios. El número de pruebas diarias que deberíamos hacer de acuerdo a las organizaciones de salud son de 8.000 y 10.000 pruebas; nuestras capacidades no llegan a 4.500. Podemos decir que en el mes de septiembre evaluamos una muestra de algunos estados de la región central y se percató que de 19 laboratorios están cerrados un 27 % por diversos factores como déficit de personal, falta de insumos».

«Casi el 71% de los laboratorios no reciben agua potable»

Además resaltó que no hay respuesta por el Ministerio del Poder Popular para la Salud ante la solicitud de insumos y las denuncias por la ausencia de servicios básicos como agua y electricidad.

«Falla el 19% de la electricidad en la semana, lo que afecta los equipos de alta tecnología para su funcionamiento y la evaluación de muestras. Casi el 71% de los laboratorios no reciben agua potable lo que complica el funcionamiento de los mismos. Los aires acondicionados no funcionan y este es un equipo primordial para el cuidado de los equipos y las muestras», comentó León.

Asimismo, detalló que algunos de los hospitales más perjudicados son el hospital Clínico Universitario y el laboratorio del Pérez de León II.

«Denunciamos que el problema no es la falta de bioanalistas; es que no hay incentivos laborales y ningún tipo de beneficios para poder activar este servicio humano», comentó León.

«No aceptamos que cierren los laboratorios porque son el eje principal del sistema de salud»

«Cerrar un laboratorio tiene su impacto para los ciudadanos porque no tendrán la opción de verse en un centro seguro. Lo mismo pasa con el personal, lo que queda es buscar otras alternativas y lo que sucede es que cuando cierran un laboratorio, movilizan a todo el personal para un nuevo centro, lo que sería una renuncia indirecta por los cambios internos del personal».

«No hay voluntad política para los insumos de los laboratorios»

«Hasta el año 2000 el 70 % de los laboratorios funcionaban; el otro 30 % eran problemas que se resolvían en pocos días con los recursos de los hospitales. El ministerio de Salud sufrió modificaciones y todo cambió, trajo como consecuencia el deterioro sistemático en el servicio de bioanálisis. La parte gerencial fue desmantelada y en el año 2010 hasta el personal jubilado desapreció y desde ese entonces apareció la falla de dote de insumos», explicó la licenciada.

El gremio de bioanalistas continúa exigiendo que se doten los insumos y se realicen los mantenimientos pertinentes para que ninguno de los centros continúe viéndose afectado. «Es importante que la voluntad política se haga sentir y en conjunto buscar la mejor vía para que los servicios de bioanálisis sigan operativas», concluyó.

 

 

 

Stefanny Fiffe

“El periodismo es libre o es una farsa.” Rodolfo Walsh.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver