Fe y Alegría reiteró el derecho a la educación con salarios dignos

Tras la decisión tomada por el régimen de Nicolás Maduro en iniciar el año escolar con las problemáticas que existen en el país, Fe y Alegría tomó la decisión de exigir salarios dignos para los docentes.

Ante esto, el director general de la organización -sacerdote Jesuita- Manuel Aristorena, emitió un comunicado para dar a conocer las exigencias correspondientes a este nuevo año escolar 2020-2021.

Ahora es noticia: AN respaldó informe de la ONU y rechazó inicio del nuevo año escolar impuesto por el régimen

“Exigimos al Estado que cumpla su deber de otorgar un salario digno a todo el personal de la Educación. Estamos presentes en esas luchas, como lo hemos estado siempre”, se expresó en la carta. Además, se mostró la preocupación sobre todo porque ningún educador puede sobrevivir con un sueldo mensual por debajo a los 8 dólares.  

“Es necesario que todos, los alumnos, representantes, oyentes y la sociedad toda caigamos en cuenta de la gravedad de la crisis. ¿Cuántos docentes permanecerán en sus puestos con un salario inferior a los 8 dólares?”.

Asimismo, acotó que el presupuesto que le asigna el Ministerio de Educación a la red de escuelas de Fe y Alegría, es “insuficiente”.

En este sentido, convocó a todo el personal de esta organización educativa, junto a los estudiantes, familiares, organizaciones populares, medios de comunicación, empresarios e industrias “a ser creativos en la búsqueda de soluciones para que Fe y Alegría siga viva, diciendo presente”.

Fe y Alegría sobre educación no presencial

El director general expresó que en el resto del país la situación sobre la educación se ha “recrudecido”, como para brindar una educación no presencial óptima.

“A nivel nacional el problema educativo se ha recrudecido porque no estábamos preparados, ni contamos con la infraestructura necesaria para la educación no presencial.

Pese a esto, año escolar inicio de manera no presencial por disposición de la administración de Maduro, ante un escenario pandémico por la COVID-19. Aún con así, la institución sigue apostando por mejores cambios.

“En la historia de Fe y Alegría siempre ha habido situaciones críticas y porque creemos y trabajamos por el cambio de las personas para que transformen la sociedad, luchamos para la exclusión de la ignorancia y las injusticias y nos empeñamos en conseguir condiciones de vida dignas”, afirmó Aristorena.  

Exhortó a las madres, padres y representantes a defender y apoyar no solo a sus hijos, sino a los educadores y a las escuelas.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver