Familias venezolanas celebran sin música y baile en su día

Aunque sea un día de celebración, en las familias venezolanas a partir de la cuarentena se les apagó la música y el baile. La mayoría de ellas no posee los recursos necesarios para sobrevivir en la pandemia, pues ya no tienen trabajo.

Este 15 de mayo se conmemora el Día Internacional de la Familia, ya que, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), busca crear consciencia ante el papel fundamental que estas juegan en la formación de una sociedad generando oportunidades. A su vez, festejar dentro de cada una el cuidado y la protección que brindan diariamente.

Ahora es noticia: Con melancolía Venezuela conmemora el Día Internacional de la Familia

Sin  embargo, actualmente en tiempos de agitación económica en Venezuela, la pobreza se agudiza en las familias, aumentado así la preocupación y el estrés por encontrarse vulnerables al no poseer el poder adquisitivo para encontrar el sustento necesario para conseguir alimentos y medicinas. Además, de poder mantener las precauciones de la COVID-19 dictadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Cuál es la realidad de las familias venezolanas?

Néstor Pérez, habitante de la zona sur de Valencia, manifestó que debido a las grandes problemáticas que se presentan en el país periódicamente, desde hace algún tiempo, se le ha dificultado mantener a su familia por el incremento de los productos básicos y alimenticios. Impidiendo que logren sobrellevar una vida digna.

“La situación que se vive en Venezuela es muy ruda y, aunque hablemos nadie nos hace caso. Cada día es más difícil y, ahora en cuarentena cada vez se agravan los servicios públicos. No tenemos agua, electricidad, ni gas para cocinar. Tenemos que hacerlo al fuego. En vez de avanzar solo retrocedemos y el gobierno lo tapa”, agregó.

Asimismo, detalló que este día no es para celebraciones, ya que, el país no tiene nada que festejar cuando en las familias hay niños muriendo de hambre y sin poder formarse adecuadamente por no tener profesores, útiles escolares y, ni siquiera zapatos para asistir a clases.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver