Entre oro, irregularidades y grupos de WhatsApp: así se mueve la economía en Tumeremo

En Tumeremo, municipio Sifontes, estado Bolívar, existe un potencial para convertirse en “gran polo de desarrollo fronterizo”. La única actividad que impulsa en cierto modo la actividad comercial del pueblo es la minería, y anudado a ella el comercio.

Cabe resaltar que en el municipio no existen empresas que generen empleo, y debido a esta ausencia, la mayoría de los habitantes que no se dedican a la minería, han tenido que abrazar el comercio para poder sobrevivir.

Foto: Cortesía

Ahora es noticia: María Corina Machado en Rubio: qué dijo la coordinadora nacional de Vente Venezuela

Economía en Tumeremo 

Para los que no conocen el sur y les ha llegado rumores de terror al centro del país como pueblo, no existen centros recreativos o de entretenimiento como en la ciudad. No cuentan con cines, parques mecánicos, áreas verdes, parques naturales, ni comercios de franquicias, comentó una habitante en el anonimato.

Por esta razón surge el emprendimiento. Desde el más pequeño que vende chupetas y caramelos, el anciano que vende cactus en el garaje de su casa y el comerciante con más de cinco negocios.

El BCV es solo letras 

Aquí la economía es muy movida, por ser un pueblo pequeño, el oligopolio se percibe de cerca y todos están involucrados.

El BCV (Banco Central de Venezuela) es el que se encarga de regular la tasa del dólar en el día, por el cual todo el país se sujeta y se ha adaptado a ese sistema; en Sifontes es diferente.

Cuando inicia el viaje a la troncal 10, todo el sistema económico cambia, y ya no se trata del dólar de la página, se trata de cargar oro, dólares y efectivo. Además, tienen que llegar preguntando a un comerciante para que se oriente sobre la tasa de cambio antes de que la persona se quede sin dinero. El cambio es un choque que el ser humano toma días para adaptarse.

En Sifontes no existe lo que diga el BCV, en este lugar se sujetan a lo que dicen por medio de comunicados que difunden en todos los grupos de WhatsApp de Tumeremo.

El comercio está organizado por negocios de asiáticos, compras de oro, emprendedores pequeños, hacendados y comerciantes mayoristas. Esta organización se encarga de regular las tasas de cambio y los precios de los artículos de la cesta básica y todos estos comerciantes antes mencionados, se deben sujetar, ya que los amenazan si no cumplen con lo que han establecido.

Estos comunicados difundidos por WhatsApp son los que regulan la economía en el pueblo de Sifontes. En mayo estos precios subieron hasta tres veces por semana, lo que llevó a todos los comercios a cerrar y los más afectados fueron los de compra de oro, los cuales tuvieron grandes pérdidas por vender el mineral a precios bajos.

Foto: Cortesía

Ciudadanos denuncian

Angi tiene una compra de oro ubicada en la calle del bulevar de Tumeremo y expresó su inquietud. “Estos cambios de precio lo que hacen es descapitalizar más al comerciante y al ciudadano. En mayo hemos tenido grandes pérdidas de más de $500 en oro (11.22 gr oro) por este tipo de control donde el precio sube y baja de un día para otro y a veces no lo comunican. Antes de difundir en los grupos, exigimos que nosotros sepamos primero sobre las compras de oro”, expresó.

Por otra parte, por cada transacción que hacen por punto de ventas, cobran una comisión, por eso el efectivo es lo que más abunda en el pueblo. Además de las constantes fallas de señal que afectan la conexión de los puntos y transferencias.

Foto: Cortesía

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver