Nazareno de San Pablo: cambios de la tradición

El Nazareno de San Pablo es una advocación de Jesucristo celebrada por la feligresía venezolana que se realiza todos los miércoles de la época de Semana Santa.

La rememoración del Nazareno se caracteriza por movilizar a los venezolanos, en una procesión hasta las principales iglesias del país. La más numerosa es la de la Basílica Santa Teresa en Caracas.

Ahora es noticia: Mercados municipales de San Cristóbal tendrán nuevos horarios

Como parte del acto de fe, los devotos no solo acompañan a la imagen de Jesucristo vestidos de morado durante la caminata de entre tres a cuatro horas, sino que también, realizan ofrendas y pagan promesas.

¿Cuánto tiempo tiene esta tradición en Venezuela?

La tradición en Venezuela comenzó en el año 1597 y se consagró el 4 de julio de 1674 por el entonces obispo de Caracas, fray Antonio González Acuña.

El Nazareno de San Pablo -una escultura que representa a Jesucristo cargando la cruz- surgió de la creación de una pieza tallada en madera de pino de Flandes que data del siglo XVII. Su creación se atribuye al escultor Felipe Ribas.

La imagen la llevaron por primera vez a la iglesia de San Pablo ermitaño, en Caracas y de allí proviene su nombre.

El nacimiento de su tradición se asocia a una leyenda de una peste del vómito negro o escorbuto que azotó la ciudad en 1579, por lo que decidieron sacar a la imagen en un acto de fe para pedir por los enfermos.

En el recorrido, el Nazareno de San Pablo pasó por un huerto que quedaba cerca de su templo y su corona de espinas se quedó atascada en un racimo de limones. Los devotos recogieron estos frutos, que sirvieron como cura para los que habían sido afectados por la peste.

¿Cuáles han sido los cambios en la tradición?

En el ano 2018, se anunció un cambio en la dinámica para la procesión en Caracas. Después de las tres de la tarde comenzaría el recorrido con la imagen del Nazareno, que pasaría por la esquina de Cruz Verde y frente a los tribunales hasta bajar a la plaza La Concordia. Este cambio buscaba tener un contacto más directo con las parroquias.

Este año, debido a la pandemia de la coronavirus, este acto religioso se ve en la obligación de modificar nuevamente su dinámica.

Desde la Basílica de Santa Teresa, el Nazareno saldrá a recorrer las calles de Caracas pero desde el papa móvil y sin compañía de los feligreses.

Su recorrido fue inicialmente prohibido por el Estado, pero posteriormente recularon la medida. Sin embargo, los párrocos de la Arquidiócesis de Caracas, exhortaron a la población a acompañar la tradición desde cada hogar con oraciones.

https://twitter.com/DanielBlancoPaz/status/1247868075002728457

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver