El clamor de una familia que vive en un salón de fiesta tras incendio en su apartamento

Un bajón eléctrico registrado el pasado jueves 22 de julio, acabó con el hogar de una familia venezolana que quedó refugiada en el salón de fiesta del edificio en donde habitan. El hecho ocurrió en el piso 5 del conjunto residencial Mecedores en Caracas, luego de que el televisor explotara tras una sobrecarga eléctrica, lo que causó el incendio en el apartamento.

El electrodoméstico se encontraba en una de las habitaciones y el fuego abarcó con rapidez todo el espacio hasta extenderse por el baño y parte del pasillo.

Ahora es noticia: Guaidó aseguró que en Venezuela no hay condiciones para llamar elecciones a los comicios del 21 noviembre

Incendio en Mecedores

La señora Wilman Aracelis Gómez Lugo comentó a Todos Ahora, que el hecho ocurrió aproximadamente a las 11:30  de la mañana. «Empecé a gritar cuando vi el televisor en candela. Lo primero que pensé fue en bajar los breakers, creo que fue la manera de evitar que se me quemara mi casa por completo», dijo.

Sin embargo, la familia que está conformada por siete personas, perdieron casi todo sus enseres. «Mi hermano es una persona mayor como yo y perdió su ropa y todos sus medicamentos. Vivo con un niño de seis años, dos adolescentes y mis sobrinos». Asimismo, detalló que su pensión no la ayuda para reconstruir y comprar todo lo que necesitan para arreglar el apartamento. «Todo es en dólares y no tengo esas posibilidades para cubrir con todos los gastos».

No recibe respuestas por parte de las autoridades

«Los bomberos me dijeron que me entregarían un informe para dirigirme a la Alcaldía de Caracas. Sin embargo, un grupo de personas de este ente vinieron a inspeccionar, pero hasta la fecha no he recibido ninguna ayuda ni respuesta», señaló Gómez. Además, resaltó que el día lunes se dirigirá a la sede de los bomberos para buscar el informe y poder agilizar el proceso, ya que necesita que las autoridades del Estado puedan brindarle una ayuda.

Actualmente están refugiados en el salón de fiesta del conjunto residencial, donde con ayuda de los vecinos han sobrellevado la situación gracias a las donaciones, ya que han logrado recolectar algunos enseres, pero no es suficiente para reconstruir el apartamento que se encuentra oscuro, con daños y con un olor intenso de humo.

«Gracias a Dios estamos completos»

A pesar de las adversidades, la señora Wilman agradece que su familia está completa y que no hubo pérdidas que lamentar, sin embargo resaltó que es fuerte lo que están viviendo porque se trata de su hogar, lo que por años trabajó para obtener y las llamas destruyeron en un abrir y cerrar de ojos.

«Tengo a mi familia completa eso es lo más importante, pero es una situación difícil y necesito la ayuda de las autoridades para recuperar mi hogar», concluyó.

Stefanny Fiffe

“El periodismo es libre o es una farsa.” Rodolfo Walsh.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver