El cinetismo cerca de ti: obras de Jesús Soto que quizás no conocías

Venezuela siempre se ha caracterizado por tener talento de sobra. Jesús Soto, el grande del arte cinético, nació un día como hoy pero del año 1923, en Ciudad Bolívar, Venezuela.

El artista venezolano, incluso después de su partida física, sigue estando presente entre los venezolanos. Varias de sus obras decoran la ciudad caraqueña y nos recuerdan que el arte está, muchas veces, más cerca de lo que pensamos.

Ahora es noticia: El autocine pronto llegará a Venezuela

Por ello, y para conmemorar su natalicio, en Todos Ahora te presentamos algunas de las obras de Jesús Soto que tal vez hayas visto y no sabías de su autoría.

Obras de Jesús Soto en Venezuela que quizás no conocías

En nuestro país, Soto tiene un museo ubicado en Ciudad Bolívar, donde pueden encontrarse varias de sus obras cinéticas.

Sin embargo, hay algunas que pueden verse en la capital. Como la Esfera de Caracas, el Cielo de Soto, el Cubo virtual azul y negro con progresión amarilla y la Escultura en movimiento del Museo de Bellas Artes.

¿Quién no ha visto la foto de algún conocido en una esfera naranja y en plena vía? Justamente esa es la Esfera de Caracas. Una obra clásica creada en 1996 y que está en la autopista Francisco Fajardo, a la altura de Santa Cecilia.

El Cielo de Soto es otra creación de este artista venezolano. Esta se ubica en el Teatro Teresa Carreño, Bellas Artes. Basta con solo mirar al techo para perderte en el dinamismo de la obra.

Otra de las obras a la que seguro has visto pero ha pasado desapercibida, está ubicada en Chacaíto, Caracas. Es el Cubo virtual azul y negro con progresión amarilla que se encuentra en el bulevar a las afueras de esta estación de metro.

Finalmente, en el Museo de Bellas Artes está otra de las obras importantes del artista Soto. La Escultura en movimiento, esa que nos deja ver el cinetismo en el resplandor del color amarillo.

Hoy celebramos a Soto

Pese a su fallecimiento en el 2005, el maestro sigue estando presente hasta en las calles del país.

Hoy, así como su obra el Cielo de Soto, su arte cinético brilla en el otro plano. Y, en el corazón de los venezolanos, suma un año más.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver