El araguaney se hace sentir en Sucre y el resto del oriente venezolano

El árbol nacional Araguaney inició su ciclo de florecimiento logrando embellecer las calles del estado Sucre con su amarillo imponente. Esta particularidad se da naturalmente una vez al año, entre los meses de abril y mayo. Aunque anualmente es costumbre no deja de enamorar a los venezolanos.

En el estado Sucre, específicamente hacia el eje Paria donde abunda este árbol, se ha podido apreciar como ya su particular amarillo frondoso adorna las principales calles y avenidas. Con mayor presencia en la vía hacia Carúpano o también en la redoma Los Molinos de esta ciudad.

Ahora es noticia: Este domingo Maracaibo recibirá la reliquia de José Gregorio Hernández y visitará hospitales

La tierra de Antonio José de Sucre, no es la única que nos muestra estas bellezas naturales. Estados como Nueva Esparta, Anzoátegui y Monagas se encuentran a la espera de poder ver también sus calles engalanarse con la «Flor de Oro» como también se le conoce.

El árbol nacional desde hace 73 años

En 1948, el 29 de mayo específicamente, Rómulo Gallegos, presidente de Venezuela para ese momento, declaró el Araguaney como el árbol nacional de Venezuela, tras un decreto.

Este arbusto pertenece a la especie chrisantha, una palabra compuesta de dos vocablos griegos que significan «flor de oro». Su nombre científico Tabebuia es de origen indígena.

«Araguaney» tiene sus orígenes en la voz Caribe «aravenei» con la que ese pueblo indígena daba nombre a este.

El árbol nacional tiene la bondad de florecer en campos, llanos, montañas, selvas y sabanas, tierras cálidas, frías y áridas. Asimismo, logra alcanzar hasta los 12 metros de altura en su lento crecimiento pero de incalculable duración.

Por Eduardo Roque.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver