Medio kilo de queso: eso pueden comprar educadores de Carabobo con bono del régimen

Tras el último aumento de sueldo decretado por parte del ilegítimo gobierno de Nicolás Maduro, los educadores carabobeños se resignan a celebrar el Día del Trabajador, porque después de tantas denuncias, su voz sigue sin ser escuchada.

El presidente del Sindicato de Educadores Regionales, José Gregorio Medina, informó que estos no tienen ninguna razón por la cual celebrar. Pero sí muchas por las cuales reclamar al Estado. Ya que, pareciera que no les importara sus trabajadores luego que se les prometió un sueldo y no se les ha concedido después de tanto tiempo. Ocasionando que se mermen sus ingresos.

Ahora es noticia: Gobernación del Táchira inició programa de atención pacientes renales

Actualmente, los docentes venezolanos viven su día a día reclamando y luchando para poder recibir un salario digno, con lo que puedan vivir tranquilamente en el país. Pues estos se encuentran desprotegidos en su totalidad, porque ni siquiera cuentan con un seguro HCM, ni con el beneficio de poseer un seguro funerario.

Sueldo insuficiente a carabobeños

Medina manifestó, que dentro de la semana que transcurre, a los educadores se les depositó un bono total de 350.000 Bs. El cual, apenas les alcanzará para comprar medio kilo de queso. Además, se les adeuda el 280% del contrato colectivo que se vencerá el próximo 16 de mayo.

“Esto uno vez más nos demuestra que los entes gubernamentales todavía no entienden la precaria situación económica por la que atravesamos todos los docentes y trabajadores venezolanos. A tal punto, que no poseemos material salarial para cubrir el campo de nuestra salud”, añadió.

Exigen cumplimiento de la constitución

El sindical señaló, que solo exigen que se cumpla con lo establecido en el artículo 91 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. En donde se estipula que, todo trabajador tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia, las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver