Falta de gasolina disminuyó la distribución de pescado en esta fecha

Lo que muchos pescadores denominan la semana buena, hoy se ve afectada por la cuarentena a causa de la COVID-19. Muchos creyentes de la religión Cristiana recurren al pescado, debido a que es una semana donde no se consume carne.

Esto golpea fuertemente a los vendedores de este alimento, porque esta es su única fuente de ingresos económicos. Junto a esto, la falta de combustible, lo cual hace más cuesta arriba el trabajo de estas personas que viven del día a día.

Ahora es noticia: El emprendimiento juvenil que endulza en tiempos amargos

Wylker Medina, comerciante del mercado de pescadores de Puerto La Cruz, informó al equipo de Todos Ahora, que su local lleva semanas en números rojos. No obtienen los mismos ingresos y esto afecta tanto a él como a su familia.

Esperaba esta semana santa como un desahogo económico, pero resultó todo lo contrario. Debe pagar gasolina a sobreprecio para evitar irse a la quiebra y no tener con qué subsistir.

“Yo pensaba que esta semana iba a ser algo buena, pero no lo es. He vendido, pero no como esperaba, ni mucho menos para reponer las pérdidas que he tenido”, lamentó.

También indicó que en el mercado se trata de cumplir a cabalidad las medidas de prevención, para evitar el contagio. Dijo que hay mucha presencia policial en las adyacencias de este.

Gasolina en dólares

Aunado a esto, Wylker debe pagar la gasolina a un dólar por litro. Se la venden unos revendedores y entre varios compañeros reúnen y compran una pimpina de 20 litros.

Así como Medina, se encuentran otros trabajadores que, debido a esta situación que golpea el mundo entero, se han ido a la quiebra y deben buscar alguna manera de conseguir dinero. Igualmente su actividad es complicada por el horario de la cuarentena.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver