Periodistas venezolanos en el exterior contrastan el ejercicio de la profesión en democracia

En 1938, el Primer Congreso Nacional de Periodistas celebrado en Córdoba, España, propuso el 8 de septiembre como fecha para conmemorar el Día Internacional del Periodista.

Esto en aras de reconocer al periodista Julius Fucik y su obra Reportaje al pie de la horca, la cual está traducida a más de 80 idiomas.

Ahora es noticia: Ímpetu de libertad, claves que deberías conocer de la Carta de Jamaica

Fucik era un periodista, escritor y miembro del Partido Comunista de Checoslovaquia. La Gestapo lo detuvo en abril de 1942 y lo trasladó a Berlín al año siguiente. El Reportaje al pie de la horca está compuesto por ocho capítulos «perturbadores», los cuales escribió durante su tiempo en prisión.

¿Quién fue Julius Fucik?

Julius Fučík nació el 23 de febrero de 1903 en Praga, proveniente de una familia obrera, logró ingresar a la universidad para estudiar Filosofía.

En 1921 se incorporó al Partido Comunista, además se inició como crítico literario y teatral. Posteriormente, se convirtió en redactor de Rude Pravo y Tvorba, dos publicaciones comunistas donde destacó por sus reportajes de índole social y cultural.

Durante la ocupación del ejército nazi en Checoslovaquia publicó con el seudónimo de J.F. Pavlov.  

Luego de 20 años en el Partido Comunista pasó al Comité Central, desde la clandestinidad se hizo cargo de las publicaciones ilegales para la época.

En 1942, la Gestapo lo detuvo y lo torturó por más de un año hasta causarle la muerte.

Mientras estuvo preso un oficial le ofreció lápiz y papel para que contara su historia, “no para el momento sino para el futuro”. Siete meses después, Fucik aceptó la propuesta y comenzó a escribir el Reportaje al pie de la horca.

Julius escribió el reportaje en 167 tiritas de papel higiénico y logró sacarlo hoja por hoja de la cárcel con la cooperación de algunos guardias.

En la obra el narrador describe como entre pregunta y golpe, se le caen los dientes mientras imaginaba lo que debía estar haciendo la ciudad en ese momento: comiendo, besándose, fornicando.

Fucik se describía como un periodista agitprop, un periodista de agitación y propaganda, el cual contaba con su olfato, con mucha fantasía y también con un gran sentido crítico para equilibrarla.

Ahora es noticia: Día Internacional de la Beneficencia, una acción solidaria con propósito

Periodistas venezolanos en el exterior contrastan el ejercicio de la profesión en democracia 0
La obra de Julius Fucik se encuentra disponible en más de 80 idiomas. | Foto: referencial

Los periodistas en Venezuela no podemos indagar, ni hacer investigaciones con libertad

Todos Ahora contactó a Abel López y a Miguel Ángel González, periodistas venezolanos residenciados en Argentina y Colombia, respectivamente, para contrastar las diferencias entre el ejercicio del periodismo en Venezuela y el exterior.

Periodistas venezolanos en el exterior contrastan el ejercicio de la profesión en democracia 1
Abel López, periodista venezolano, redactor de El Tiempo Latino, semanario con sede en Washington DC. | Foto: cortesía

Abel López, redactor de El Tiempo Latino, destacó que la principal diferencia es el acceso a la información. “En cualquier país libre y democrático del mundo, los periodistas y los ciudadanos tienen el derecho a saber qué ocurre en el país y cómo se manejan las cosas”, comentó.

Indicó que todo periodista debe poder acceder a cifras de homicidio y violencia, datos económicos como inflación, entre otros. Toda esta información debe ser garantizada por el Estado para preservar la democracia.

López contrastó que si bien en algunos países se tardan en publicar cifras, se tiene una anterior para acceder como referencia. Mientras que en el caso de Venezuela, la mayor parte de estas cifras se conocen porque son publicadas por fuentes internacionales.

“Eso no debería ser, los venezolanos deberíamos tener el acceso libre a toda esta información”, aseveró.

Otra diferencia es la libertad de información, López cuestionó que en Venezuela no se puede concertar entrevistas con ministros ni participar en ruedas de prensa de funcionarios gubernamentales.  

Asimismo, recalcó que en Venezuela los periodistas “no podemos indagar, ni hacer investigaciones con libertad”. Debido a que no se puede ingresar a las instituciones del Estado o porque se teme a unas posibles retaliaciones por parte del régimen.

Un tercer factor que subrayó López fue que hay más medios tradicionales críticos al gobierno, mientras que en Venezuela eso ha dejado de ser así.

“No hay canales de televisión libres e independientes que informen o están muy censurados. Lo mismo pasa con la radio y los medios impresos que han dejado de existir por la presión del gobierno”.

López concluyó asegurando que es importante que haya una crítica hacia el poder, ya que es fundamental para el fortalecimiento de la democracia en cualquier parte del mundo.

La principal barrera de los periodistas es el sistema político

Por su parte, Miguel Ángel González, periodista de El Venezolano en Colombia, coincidió con López en las principales diferencias en el ejercicio de la profesión en ambos países.

En tanto a la libertad de información y el acceso a las cifras económicas y de salud. “Al periodista venezolano le ha tocado buscar alternativas para acceder a las cifras”, resaltó.

Periodistas venezolanos en el exterior contrastan el ejercicio de la profesión en democracia 2
Miguel Ángel González en la cobertura del Mundial de Béisbol Sub 23 año 2018. | Foto: cortesía

Otro aspecto que destacó González fue la validez de la información que se obtiene. “Muchas informaciones no están validadas porque las fuentes por miedo o temor no quieren expresar las informaciones libremente”.

En su opinión, el periodista venezolano ha tenido que lograr grandes habilidades para ejercer ante tanta censura, prohibiciones y persecuciones. Todos estos obstáculos que le impiden ejercer su oficio.  

En cambio, en Colombia, resaltó que sí se puede acceder a la información e ingresar a las bases de datos oficiales de registros. Esto les permite a los periodistas contrastar la información.

En tanto a las diferencias entre la esencia del periodismo colombiano o venezolano, señaló no haberlas detectado puesto que en ambos casos los periodistas se han encargado de hacer con su ejercicio una profesión que permita la transformación social.  

Asimismo puntualizó que la principal barrera de los periodistas es el sistema político que genera influencia para los medios de comunicación.

“En América Latina y el mundo muchos medios mantienen una línea de acuerdo a los intereses económicos”, concluyó González.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver