Día del Médico en Venezuela: un gremio que resiste en medio de la crisis

El sector salud es uno de los más afectados por la crisis humanitaria compleja que golpea al país desde hace años. Los médicos en Venezuela se han visto en la difícil tarea de trabajar con las uñas ante el colapso de los hospitales.

Este 10 de marzo se celebra en Venezuela el Día del Médico, una fecha que para muchos no es motivo de celebración, y menos en tiempos de pandemia que ha cobrado la vida de miles de venezolanos.

Ahora es noticia: Ana Rosario Contreras fue condecorada con el Premio Internacional Mujeres de Coraje 2021

José es médico en Venezuela y resaltó a Todos Ahora que los problemas en el sistema público cada día son más graves. «Desde el sueldo de un médico en el sistema público, que obviamente no alcanza para nada. Hasta el déficit de material -acentuados aún más en la pandemia».

Asimismo, comentó que el médico pasa por un «desamparo» institucional. «El médico está muy expuesto al agravio de delincuentes y sus familiares en la atención primaria de salud. Yo he visto personal ser agredido y de manera institucional no hacen ni responden por dicho agravio», dijo José.

«Actualmente con la crisis de la COVID-19 uno de los principales problemas es la falta de cupo y capacidad de atención tanto para los casos como para las demás patologías».

«Muchas veces uno no tiene como atender ni resolver»

Por otra parte, expresó la situación e los médicos en el país viven con las manos atadas ante esta situación. «Y muchas veces uno no tiene como atender ni resolver y los familiares no lo entienden. Y uno no escapa de su frustración, pero es una situación de manos atadas», exclamó.

¿Cómo pudieras describir el trabajo de los médicos en hospitales públicos? 

Ante esto, José resaltó que «es un trabajo de resistencia, y de ingenio. Aquí uno resuelve como puede con lo que tiene, aun sabiendo que en muchos casos lo que se hace, sería – en condiciones normales- la segunda o tercera opción, pero es lo que se puede.

Médico venezolano fuera del país

Jesús Calderón comentó a Todos Ahora lo que significó emigrar de Venezuela. «¿Por qué emigrar?, si pudiera hacer una lista de las razones por las cuales las personas emigran creo que habría más de 50 razones. Sin embargo, esa es una decisión muy personal y que tiene muchas aristas, pero básicamente creería que es una manera de poder conseguir aquellas cosas que por A o B motivo no pudiste conseguir en tu país de origen. Uno siempre debe ir en búsqueda de mejores condiciones de vida y de desarrollo profesional. Migrar es un proceso complejo y difícil, ya que significa empezar desde cero en un país que no conoces, sin contar todos los trámites que debes realizar para poder ejercer tu carrera profesional», señaló.

¿Cómo pudiera comparar el servicio de salud en el país?

Asimismo, el profesional de la salud resaltó que «como todo país subdesarrollado, el sistema de salud tiene sus pros y sus contras. Es un sistema de salud que no es perfecto. Pudiera destacar que aquí el seguro social funciona de una mejor manera, por lo cual la mayoría de los hospitales están más abastecidos y cuentan con un buen mantenimiento preventivo y correctivo».

Fallas en el ámbito de salud en Venezuela

«Básicamente el deterioro de la infraestructura sanitaria de los hospitales, tanto públicos como privados, así como el déficit de insumos médicos. Hay que destacar la falta en el mantenimiento de los diversos hospitales, así como el detrimento de los servicios básicos (agua, luz, etc.). Y por si fuera poco la alta tasa de migración (fuga de talentos) de médicos, enfermeras y personal asistencial hace insostenible un sistema de salud que pueda estar alcance de toda la población», comentó.

Jesús considera que sus exigencias como médico venezolano se mantienen a pesar de estar fuera del país. «Ofrecer una mejor asistencia individual a la población, y que la política de salud se oriente a modernizar el sistema de salud en aras de garantizar el acceso a servicios de calidad, independientemente de la condición económica, social o laboral de los ciudadanos».

Estudiar medicina en Venezuela

Ana Castillo, también expresó que estudiar en Venezuela «es muy bonito, pero a la vez muy difícil».

«Cuando entré a la carrera una de mis primeras materias era anatomía, la cual idealmente debía tener clases prácticas, estás nunca pudieron llevarse a cabo en vista de diversas dificultades como: falta de recursos para la preparación de los cadáveres, áreas inhabilitadas por falta de aire acondicionado o por filtraciones. Y como esa muchas otras materias como fisiología, microbiología, que debían tener actividades prácticas que en vista de la falta de recursos que tenía la universidad no pudieron cumplirse».

A esto se le suma la falta de docentes, la inseguridad en la universidad y sin contar los paros académicos que tuvimos que vivir muchas universidades, ahí es cuando te das cuenta de que Medicina es una carrera hermosa, pero en este país es una carrera de resistencia.

¿Por qué continuar ejerciendo la carrera en el país?

«Que difícil es responder está pregunta por qué ni yo sé cómo me quedé ante tantos obstáculos que presenta este país para ejercer está profesión, sin embargo irme del país donde son muchos los obstáculos para salir con todos tus papeles en regla, para luego sean validados en el exterior y finalmente ejercer o realizar un postgrado, es demasiado tiempo, un tiempo que no estoy dispuesta a perder, y puedo aprovechar para realizar mi postgrado aquí en mi país tal cual lo estoy haciendo».

¿Cómo describirías ser médico en Venezuela?

«Como una constante lucha, todos los días luchas contra millones de obstáculos para dar una buena atención al paciente, luchas para meterlo a quirófano, luchas para conseguir el material, luchas para hacer un procedimiento, luchas con tus sentimientos en el momento en el que no puedas hacer nada más por ese paciente, luchas con los pacientes para que te entiendan la frase «no hay, no tengo cama, no sirve el tomógrafo por lo que también luchas con tus sentimientos de impotencia al no poder resolver esas necesidades, en fin, ser médico en Venezuela es luchar con todas tus fuerzas a diario para resistir tantas adversidades», dijo la joven venezolana.

 

 

 

 

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver