Derecho a la salud en Venezuela: ¿Cómo el Estado lo vulnera?

La Carta Magna de Venezuela establece en varios de sus artículos que la salud es un derecho ciudadano. Uno de los más explícitos en esta materia es el artículo 83 que señala lo siguiente:

«La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios. Todas las personas tienen derecho a la protección de la salud, así como el deber de participar activamente en su promoción y defensa, y el de cumplir con las medidas sanitarias y de saneamiento que establezca la ley, de conformidad con los tratados y convenios internacionales suscritos y ratificados por la República».

Ahora es noticia: Cinco fallecidos y 362 nuevos infectados por COVID-19 este jueves

En este sentido, es importante conocer si este derecho se cumple o no en el país. Para ello, el dirigente sindical de Hospitales y Clínicas de Caracas, Mauro Zambrano, aseguró en contacto con Todos Ahora que el derecho a la salud en Venezuela es violado por parte del Estado por varios aspectos.

En primer lugar, señaló que la Constitución demanda que la salud debe ser gratuita y que este aspecto se incumple cuando los pacientes llegan a los hospitales y deben comprar los insumos más básicos para ser atendidos.

«Este derecho, por supuesto, no se cumple en Venezuela. La Constitución dice claramente que el Estado, además de implementar políticas efectivas, debe garantizar que la salud sea gratuita. En los hospitales el paciente debe comprar desde lo más básico, hasta medicamentos como antibióticos, por ejemplo», manifestó.

Asimismo, Zambrano destacó como un elemento primordial violatorio del derecho a la salud en el país, el déficit presupuestario. Lo cual somete a un progresivo deterioro de las instituciones de salud de todo el país.

«70% de los hospitales del país no cuentan con rayos X, hay un solo topógrafo en Caracas, los exámenes de hematología por ejemplo, lo tienen unos hospitales y otros no. Un conjunto de factores violatorios del derecho a la salud y a la vida. Que además, las personas no pueden cubrir con sus bajos salarios», enfatizó.

¿Cómo incide la pandemia en la vulneración d este derecho?

A juicio de Zambrano, la llegada del coronavirus al país profundiza la vulnerabilidad sanitaria en la que ya se encontraban los venezolanos. Esto debido a que, a causa de la misma situación, otras patologías están siendo desatendidas.

«Con la emergencia que representa la COVID-19, hay un déficit de atención con otras patologías en los hospitales. Las consultas están suspendidas, así como los tratamientos a pacientes oncológicos», explicó.

Reiteró que en cuanto a los mecanismos de prevención y protección ante el coronavirus, tanto los pacientes como los trabajadores están cada vez más expuestos ante la falta de saneamiento y precariedad de los servicios públicos en los hospitales.

«Los pacientes y trabajadores deben llevar hasta el cloro y agua que van a utilizar. Los trabajadores no tienen incluso mascarillas», dijo.

¿Qué pasa con el derecho a la defensa de la salud?

Zambrano aseguró que el gremio de la salud es el principal afectado en cuanto a la vulneración del derecho a la defensa de la salud. Esto ya que «hay un profundo temor a la hora de denunciar».

«Por parte del régimen hay mucha persecución, hay médicos presos. Siempre existe un temor a la hora de denunciar la situación que se vive. Nosotros no podemos denunciar un aproximado de casos o develar una cifra porque puedes ser víctima de represalias. Eso ocasiona que el ejercicio se vulva más difícil tanto en lo sindical como en lo gremial. Sin embargo, no se ha dejado de trabajar y denunciar», detalló.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver