Denunciaron abusos de funcionarios en alcabalas de Caracas durante la cuarentena

Venezuela entró en una fase de 7×7. Para esta semana los ciudadanos debían mantenerse en cuarentena. Sin embargo, hay excepciones para aquellas personas que requieran hacer compras necesarias, trabajen en algún sector prioritario o salgan con sus respectivas medidas de prevención.

Aunque este anuncio estaba claro, en Caracas se han registrado situaciones irregulares en los puntos de control que han instalado. Este viernes Todos Ahora recibió una denuncia que demuestra el abuso por parte de funcionarios de seguridad a través de chantajes y amenazas a algunos ciudadanos.

Un joven que prefirió mantener su identidad en anonimato contó a esta redacción cómo lo intentaron sobornar en el Distribuidor Altamira.

Según el relato, todo ocurrió cuando regresaba a su casa luego de hacer unas compras y unos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana le exigieron un salvoconducto o identificación de personal médico para poder trasladarse.

Ahora es noticia: Día 88: José, un joven que perdió la fe durante la cuarentena

El declarante le manifestó a los uniformados que iba de camino a su hogar. Sin embargo estos le dijeron que para dejarlo pasar debía «ayudarlos con algo» o de lo contrario lo trasladarían a la sede de El Helicoide para darle una charla de tres horas. Esta es una clara muestra de cómo la cuarentena ha servido para que surjan este tipo de irregularidades.

Más del caso que muestra abusos policiales

El muchacho explicó que le llegó a mostrar un billete de 1 dólar, pero estos le cuestionaron que cargara solo esa cantidad de dinero. Al tiempo, lo dejaron pasar, no sin antes indicarle que si lo volvían a detener lo enviarían al sitio de reclusión antes mencionado.

«Fui solamente a comprar unas cosas y les dije que no era justo porque salí a buscar unas cosas nada más», agregó.

En el testimonio añadió que los policías se aprovecharon de que estaba solo. Además le preguntaron en qué trabajaba él y sus padres. «Estas situaciones han pasado antes. Cada vez que me para una alcabala sino tengo cualquier papel o algo, me piden dinero. Sin embargo, es la primera vez que me pasa en cuarentena».

A diario, en el país los ciudadanos salen a surtir gasolina a sus vehículos, comprar alimentos, retirar efectivo u otras necesidades básicas, sin que esto represente un delito, pues ha quedado establecido según las directrices del régimen. En Caracas no se ha ordenado la aprehensión de personas por romper la cuarentena, solo se ha alertado la importancia de salir a cumplir labores puntuales siempre y cuando se cuente con las medidas necesarias.

Abusos policiales en alcabalas de Caracas

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver