Debido proceso: Un derecho ampliamente vulnerado en Venezuela

Hablar de presos políticos en Venezuela es sinónimo de violaciones a los derechos humanos y al debido proceso. Así lo deja ver los 348 casos que, de acuerdo con la ONG Foro Penal, hasta el 29 de septiembre se contabilizan como privados de libertad bajo esta modalidad.

En este sentido, Gonzalo Himiob, director vicepresidente del Foro Penal, destacó que en Venezuela existe todo un compendio de derechos que amparan a todos los presos en general. Sin embargo, todos ellos son violados ampliamente.

Ahora es noticia: Saab sobre los indultados: Si reinciden en el delito, el indulto cesará

¿Cuáles son los derechos de los presos?

El abogado señaló una lista de derechos que posee toda persona cuando es privada de libertad los cuales el régimen de Maduro viola.

«Todo preso tiene derecho a un juicio justo, a que se respete el debido proceso, a que se le garantice su derecho a la defensa. Además a que se le trate con dignidad, es decir, a que no se le someta a tratos crueles, inhumanos y degradantes. A que no se les incomunique, a que no se le mantenga aislado de su familia ni abogados, etc.

A partir de esto, explicó que estos derechos son violados «desde el mismo momento del arresto en el que las personas son detenidas sin que haya causa legal para ello. Lo cual vulnera el principio de la estricta legalidad penal».

«A una persona solo la pueden detener cuando la ley lo autoriza, no cuando al gobierno o a un funcionario le parezca. Después de esto se les incomunica y se les mantiene aislados de sus familiares y abogados. Este hecho constituye, desde el punto de vista técnico, la desaparición forzada de la persona. Luego se les obliga a aceptar defensa pública, es decir no tener una defensa de su elección -defensor de una ONG o privado- lo cual también vulnera su derecho a la defensa», explicó.

Otras Irregularidades

Destacó otras vulneraciones en el marco de la defensa de los detenidos. Las cuales van desde diferimientos de juicios, hasta presentaciones de pruebas que carecen de validez jurídica.

«Normalmente cuando los abogados ya logramos la designación para participar en los juicios, no tenemos acceso al expediente sino hasta el mismo momento de la audiencia de presentación. Esto obstaculiza una defensa técnica adecuada. Después de esto vemos casos de personas que son torturadas, juicios interminables con audiencias que se difieren hasta 80 y 90 veces. También, personas que pasan más del tiempo legal establecido, que es de dos años, en privación preventiva de la libertad, sin siquiera ser condenados, etc. Además vemos que luego se utilizan en contra de estas personas, pruebas que no tienen ninguna validez jurídica, testimonios anónimos, declaraciones de patriotas cooperantes, informantes que no se identifican o pruebas levantadas de manera ilegal como grabaciones de teléfonos no autorizados por los jueces, inspecciones en sitios que tampoco tienen una autorización expresa, etc.», dijo.

Destacó que existen 870 casos de civiles que son juzgados de forma arbitraria ante tribunales militares.

«Hay personas a quienes arrestan solo para conseguir información sobre otras que son las que en realidad se están buscando», manifestó.

Resaltó que, de los 334 presos políticos actualmente hay 332 adultos, 2 adolescentes y 22 mujeres y además 127 militares. Asimismo, señaló que de esa cantidad, solo 20 están condenadas y los otros 314 están amparados por la presunción de inocencia porque no han sido condenados.

¿Qué representa el indulto del régimen a los presos políticos?

El pasado 31 de agosto, el régimen decretó un indulto para 110 personas entre presos y dirigentes políticos. Medida que abrió un escenario de expectativas sobre cuáles podrían ser las intenciones detrás de esta acción.

Al respecto, Himiob recordó que «esta sería la séptima vez que el poder en Venezuela recurre a esta estrategia de liberar o excarcelar a algunas personas arbitrariamente detenidas por motivos políticos».

«Desde el 2007 ha venido pasando así. Esto normalmente pasa cuando el poder necesita dos cosas. La primera, lavarse un poco la cara ante la comunidad internacional para tratar de ganar algún tipo de legitimidad. En segundo lugar, cuando está buscando de alguna forma, negociar algún espacio político -que es lo que está pasando de cara a las elecciones parlamentarias-«, expresó.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver