Día 100: Cumpleaños en cuarentena

Mi cumpleaños siempre ha sido para mí un día muy especial, trato de planificar algo donde pueda compartir con las personas que me importan, unos tragos, comida y hasta bailar, pero este año no será así.

Llega el tan ansiado día, y si, aparte de eso se cumplen 100 días de cuarentena en Venezuela. Desde que todo esto comenzó veía los cumpleaños de los demás, siempre acompañados de sus familiares con ricas tortas y ratos agradables, yo solo pensaba en que cuando llegara el mío ya no estuviera la cuarentena y poder pasar este lindo día junto a mis amigos y seres queridos sin ninguna restricción.

Ahora es noticia: El Zulia, una crisis de nunca acabar

Pero bueno, después de todas las cosas que hice en el confinamiento que seguramente todos también hicieron como jugar al parchís, ver todo el catálogo de Netflix, ver películas viejas, comer hasta morir y hasta hablar todos los días con alguien, encariñarte y que luego todo terminara, llega el tan ansiado día y todo sigue igual o peor, la flexibilización terminó y justamente en esta semana comienza la radicalización de la cuarentena, haciendo que mis esperanzas de pasar un cumpleaños más o menos normal desaparecieran. Cómo para morirse ¿verdad?

Cuarentena, un tiempo para pensar

Pensé que el 2020 sería un año grandioso en el que haría muchas cosas. Aunque no me quejo, este año pude materializar un gran proyecto, pero no es el año que esperaba.  

A pesar de todo el confinamiento, este me ha hecho pensar muchas cosas, sobre el amor, el aprecio y la importancia que le debes dar a tus seres queridos. En cuarentena retomé muchas cosas que antes no sucedían muy a menudo, las 3 comidas junto a toda mi familia en la mesa, hablar más con mis padres y mi hermana, prestar ayuda a otros familiares y estar pendiente de mis primos menores. También pensé sobre la importancia y el valor que tienen mis amigos en mi vida, sin ellos estoy seguro que no sería quien soy en este momento, por eso me propuse que a finales de este año iba a ser mucho mejor amigo de lo que ya era.

Este tiempo me ha ayudado a reflexionar y valorar todo, hoy cumplo 27 años, estaré rodeado de mi familia, con mis amigos tal vez por zoom, pero de una u otra forma sé que estarán ahí conmigo, siempre.

A los 100 días de la cuarentena tengo que decir no todo es malo, esto nos servirá para valorar más el estar en familia, ese café que tanto nos gusta con nuestros amigos, nuestro trabajo, los momentos de fiesta, desde este momento disfrutaré y pensaré en el ahora, la cuarentena no tiene por qué ser mala, solo debemos ver más allá, agradecer y amar a los nuestros.

Por: Daniel Hernández

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver