Contrabando de papa, tomate, cebolla, zanahoria y ajos, inunda mercados del país y lleva a la ruina a productores venezolanos

Los mercados del Táchira y centro del país ya se comienzan a notar inundados de papa, tomates, cebollas, y otras verduras que traen de contrabando desde Colombia a Venezuela, ocasionando una competencia desleal a los productores del campo venezolano. Los campesinos ahora se ven obligados a bajar el precio de sus cosechas para que no se les quede estancada en los barbechos.

Referencial / Cortesía
Contrabando de papa, tomate, cebolla, zanahoria y ajos, inunda mercados del país y lleva a la ruina a productores venezolanos / Diario Los Andes

Así lo manifestaron varios productores del municipio Jáuregui,  quienes indicaron que durante varias semanas se han visto obligados a cotizar el precio de  los bultos de estas hortalizas,  por debajo del costo de producción, y rogarle a los compradores para que se lleven los sacos de al menos cinco rubros agrícolas.

Ahora es noticia: Arrancó el registro digitalizado del pasaje estudiantil

Miguel Romero, representante de la Asociación Productores de Papa del estado Táchira, (Apropatachira), expuso que desde hace al menos tres meses los cargamentos de papa están rezagados en los depósitos, en vista que están trayendo grandes cantidades de papa colombiana a un precio por debajo de lo que resulta la producción en la región andina.

«El contrabando siempre ha existido, pero hoy en día se ha acentuado más, sobre todo en la  agricultura. Antes pasaban pocas cantidades de verduras solo hasta Táchira,  pero ahora son grandes proporciones que están llegando a cualquier parte del país», comentó Romero.

El representante de Apropatachira, denunció que en el estado Lara se está afectando a los productores locales con el ingreso de cebolla colombiana, que está llegando a Lara, Quibor, el Tocuyo, donde se cosecha la mejor cebolla del país.

¿A quiénes favorece el contrabando de hortalizas?

Señaló que el contrabando de estos cinco rubros está a cargo de grupos que andan detrás de un negocio, que no les interesa para nada los productores del Táchira ni del resto del país.

«Esto es permitido por los garantes de la seguridad y defensa de nuestro país, la Fuerza Armada Nacional, y ahora está también el protectorado que juega un papel importante.  Entonces es cuestión de que  el protectorado revise eso, ya estamos adelantando conversaciones con el protectorado para hablar sobre el tema, no sabemos si ellos lo están permitiendo, pero lo que sí sé es que está entrando en bastante cantidad por las trochas, y es posible que esté ingresando por mejores caminos», dijo Romero.

Afectación de precios

Referencial / Cortesía

Este domingo,  la bolsa agrícola ubicó el costo del bulto de papa granola entre 25 y 27 dólares, papa única entre 20 y 22 dólares, la cebolla en 10 dólares y la zanahoria entre 105.000 y 110.000 pesos, informó vía Twitter Gersy Sánchez, productor de la zona, quien además comentó «Muy complicada nuestra labor con los rubros traídos del otro lado del río Táchira, Ruina total para los hombres del páramo».

El precio de un bulto de papa producido en Jáuregui debería costar alrededor de 30 dólares, según el cálculo de inversión.  Sin embargo, se está vendiendo, tres o cinco dólares menos de ese precio, desde hace varios meses, recalcó Daniel Alberto Méndez, integrante de la  Apropatachira y agricultor en la zona de montaña.

Para cultivar una hectárea de papa está entre los 8000 y 9000 dólares,  por ende,  el saco el fardo debe venderse en alrededor de 30 dólares. Si se vende en menos de 28 dólares, representa pérdidas, detalló el representante de Apropatachira.

Alto costo de producción

En este momento, para producir en el campo, los agricultores deben traer el 100% de los insumos desde Colombia, indicó el agricultor de papa,  Daniel Méndez.

«El costo de producción es más alto aquí que en Colombia, porque todos los insumos son traídos de allá, aparte la empresa que producía insumos para el sector, Agroisleña, ya no produce nada, entonces el 100 % de los productos que se requieren para la producción son colombianos. Ahora parece que el mismo gobierno permite que traigan papa, pero no traen los insumos que son los que deberían traer», sostuvo Méndez.

«En Colombia no es que la papa sea más barata, yo no sé si aparte de la papa, con qué más están ingresando esos cargamentos», refirió Méndez.

Insecticidas, semillas, abonos, se compra en el mercado negro a precio dólar, en medio una inflación constante, que deja como resultado un precio elevado de las hortalizas, y al momento de vender las cosechas no se justifican los precios para la inversión, coincidió Robert Maldonado, productor agrícola y dirigente gremial de Jáuregui.

Pasan sin permisología

Otra situación a la que se  enfrentan los agricultores y ferieros, es a una serie de solicitudes de permisos para movilizar los rubros que pide el regulador en la materia, «mientras que frente a la mirada discrecional de las autoridades pasan cargamentos de hortalizas y son vendidos en los mercados nacionales, afectando la producción en Venezuela», añadió, Maldonado.

«No es posible que en el Mercado de Coche aparezcan las hortalizas más baratas que en donde se producen en las montañas andinas, producto del desmedido ingreso de hortalizas desde Colombia. Incluso los productores tachirenses deben realizar pagos en las carreteras por las matracas en las alcabalas, por las colaboraciones que piden muchos funcionarios y que les obligan en ocasiones a dejarles bolsas de hortalizas, haciendo que los productos lleguen más costoso al consumidor final», agregó Robert Maldonado.

El representante de la Asociación de Productores de Papa, advirtió que los rubros de contrabando no llevan los registros de permisología de movilización y fitosanitaria, pero igual pasan por docenas de alcabalas hasta llegar al centro del país. Mientras que los dueños de finca deben presentar guías de movilización y constancias del origen de los rubros.

Romero concluyó que los precios de la cebolla y tomate y las demás verduras contrabandeadas, tampoco favorecen al consumidor, puesto que la siguen vendiendo a 1  dólar el kilo en Caracas, Valencia y Maracay, entre otras regiones

Por: Diario Los Andes

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver