Clases virtuales en Venezuela: sin luz e internet

En Venezuela desde que se implementó la cuarentena social como medida preventiva para evitar la propagación de la COVID-19. Se decretó la suspensión de todas las actividades académicas presenciales, lo que llevo a optar por un plan de contingencia de “clases virtuales” que les permitiera a los estudiantes darle continuidad a las actividades que venían desarrollando, pero desde casa.

En el estado Mérida los estudiantes tienen que pasar por un nuevo proceso de adaptación con clases virtuales a las que no estaban acostumbrados y viéndose afectados de manera directa por la falta de conectividad a internet y del servicio eléctrico que sobrepasan las ocho horas diarias.

Ahora es noticia: Red Joven Venezuela sigue trabajando en confinamiento

Nerio Márquez  estudiante del tercer año de Medicina en la Universidad de los Andes ULA, en conversación con Todos Ahora. Relató sobre su experiencia con la nueva metodología de recibir clases virtuales.

“Estudiar pregrado en Venezuela se ha convertido en todo un reto para nosotros los jóvenes, no es una tarea fácil de llevar. En mi facultad de  medicina antes de la pandemia ya teníamos muchísimas limitaciones que nos impedían realizar nuestras prácticas por ejemplo; la falta de insumos, luz y agua (…)

Hace más o menos un mes sepultaron alrededor de 20 cadáveres y 200 kilos entre tejidos, músculos y piel. Por falta de formol, alcohol y glicerina, que permitían su conservación y los mismos serian utilizados por nosotros los estudiantes para las prácticas que exige la carrera”. Añadió Márquez.

Metodología implementada por los profesores para clases virtuales

Estudiar medicina en tiempos de pandemia no es nada fácil, las clases presenciales fueron suspendidas, pero actualmente me encuentro viendo algunas materias que corresponden a este año de manera virtual a través de algunas plataformas como zoom por donde nos reunimos a recibir las clases y por  whatsapp nos envían algún material e información adicional.

Dentro de la metodología implementada por los profesores destacan la utilización de videos explicativos que nos envían, las presentaciones en power point y el material en formato pdf.

¿Cómo está siendo recibir clases virtuales?

Es complicado porque no es la misma experiencia, en primer lugar estamos acostumbrados a recibir nuestras clases en un aula resolviendo dudas y preguntas al instante.

En segundo lugar, el tema de la electricidad y el internet “nos tiene acabados”. No todos los estudiantes tenemos la posibilidad de entrar a la clases en el horario establecido.

Nunca contamos con los servicios ni las condiciones necesarias para conectarnos. Lo que nos ha traído como consecuencia que nuestro horario de sueño se ha invertido, es decir tenemos que levantarnos a la hora que llegue la luz.

“Normalmente por la madrugada” que también llega el internet, para poder descargar las clases, enviar las actividades pendientes y es desesperante vivimos en un estrés constante porque debemos aprovechar las pocas horas que disponemos de luz para estudiar. Eso disminuye  la calidad del proceso enseñanza.

¿Cómo estudiante de medicina piensas que es viable esta nueva metodología?

En el caso de las materias teóricas pienso que es viable, pero no es lo ideal. Con las materias prácticas se encuentran paralizadas, pero este sistema jamás será funcional y no es el correcto.

Estudiar medicina a distancia no es sano, no es lo ideal. Nosotros necesitamos el contacto con el paciente, necesitamos recibir el entrenamiento para poder afrontar más adelante a los pacientes en el hospital.

Desde casa no se va a poder atender a los pacientes, tocar el paciente, no se va a poder atender un parto, operar a alguien por un teléfono.

Las prácticas en la medicina a distancia no son viables. Lo único que nos lleva todo esto es a un atraso, ya que no todas las materias van a culminar y otras ni siquiera iniciaron con esta nueva metodología.

Reconocimiento y admiración a los profesores

Realmente admiro la voluntad de los profesores de las cátedras porque se ve el compromiso que tienen con la universidad y el estudiantado. A pesar de los tiempos tan difíciles que estamos viviendo en el país siguen ahí  luchando. Gran parte de nuestros profesores son los médicos que actualmente se encuentran colaborando con la crisis sanitaria y no tienen tiempo para dedicarse  a impartir clases virtuales.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver