Ciudadanía en Acción: «Menos familias reciben el Clap y con menos frecuencia»

Edison Arciniega, director ejecutivo de la Organización No Gubernamental (ONG) Ciudadanía en Acción, presentó este miércoles el balance de la situación alimentaria en el país durante el primer semestre de 2021, destacando que el tema del aporte público distribuido a través del Comité Local de Abastecimiento y Producción (Clap) ha mantenido la «inercia decreciente de 2020».

«En el transcurso del primer semestre de 2021 el programa Clap alcanzó a cerca de un tercio de los venezolanos, es decir, en términos de penetración redujo su presencia y relevancia (…) Inició el año con una cobertura por el orden de las 2.032.000 familias receptoras, para cerrar en julio en 1.738.000 familias beneficiarias», explicó en rueda de prensa.

El experto en seguridad alimentaria describió que llegaron a atender a más de cuatro de los seis millones de familias que existen en el país. Destacó que la realidad hoy es que no atienden ni a 30% de estas.

En cuanto a la periodicidad, dijo que hubo una variación cercana de 52.50 días a 65.73 días. Agregó que el promedio de tiempo que se tarda en llegarle a un hogar puede ser superior a 3.5 meses.

Además subrayó que el promedio de cajas es de 1,01 cajas, es decir, casi ninguna familia recibe más de una caja. Esto -a su juicio- apunta a que las familias con más vulnerabilidad y riesgo alimentario no están recibiendo complementación. «Ha perdido encaje y penetración con la disminución de familias que se alcanza. El número global de cajas se redujo en unas 300.000 cajas», enfatizó.

Disposición alimentaria general según Ciudadanía en Acción

En cuanto al sistema privado de distribución de alimentos, el sociólogo manifestó que el país paradójicamente, en un momento en que se reduce el aporte público, pasó de 594.000 toneladas métricas de alimentos, disponibles en enero, a 667.309 toneladas métricas en junio.

Explicó que se registra «un incremento sostenido, tibio, pero sostenido en disposición de alimentos en Venezuela». Atribuyó esto fundamentalmente a la oferta de alimentos por parte del sector privado.

Aclarando que si bien creció la oferta de alimentos y el consumo, Arciniega sumó que lamentablemente no se estimuló la disposición de alimentos de origen primario. Indicó que en este momento cerca de un tercio de anaquel de productos frescos es importado, cifra récord en la historia de consumo nacional.

«El sistema alimentario venezolano registra recuperación, tendencia positiva, por vía del aporte del mercado de alimentos internacionales (…)  Esta superación tímida, pero progresiva, nos permite ir superando la inseguridad alimentaria aguda que enfrentaba el país en 2018», sostuvo.

Nota de prensa

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver