Capital carabobeña podría enfrentarse al cierre definitivo de santamarías

Ante la imposibilidad de apertura del sector comercial no priorizado en cuarentena, pequeños negocios de la capital carabobeña podrían enfrentarse a su cierre definitivo.

El vicepresidente de la Cámara de Comercio de Valencia, Lorenzo Araujo, señaló que debido a la extensión de cuarentena, serán muy pocos los comercios que podrán seguir abriendo sus puertas. Esto, una vez finalice el confinamiento, pues se les dificulta cumplir con los gastos que están generando sin producir.

Ahora es noticia: IPYS: Venezuela registró 98 casos de violaciones en la red entre enero y abril

“El régimen madurista está colocando al país en una situación que no solo afecta a los empleadores, sino también a los empleados. Gran parte de esos comercios están prácticamente quebrados. Es muy difícil, porque además se van a perder muchas plazas de trabajo”, advirtió.

Negocios abiertos en la capital carabobeña sin importar los riesgos

Araujo indicó que día a día se hace más notorio la apertura de pequeños locales comerciales pertenecientes a sectores no priorizados. Todo, mientras que el formal permanece cerrado. Esto, porque están buscando la manera de abrir a pesar de los riesgos que puedan acarrear por las prohibiciones existentes.

“Por ejemplo, hemos encontrado que algunas caucheras pequeñas e informales se mantienen abiertas, pero los grandes expendedores de cauchos y proveedores de servicios de alineación y balanceo, cerrados. La necesidad económica ha logrado que tengan que abrir sus santamarías”, agregó.

Propuesta del sector comercial no priorizado

El representante del sector comercial valenciano expresó que insistirán en sus peticiones. Esto, hasta que su propuesta de extensión de horarios y la reactivación de los comercios pertenecientes a los rubros no esenciales sea presentada, revisada y aprobada. Pues, todos necesitan un sustento para sus hogares.

Esta petición se suma a la que también han hecho otras instituciones como la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustrias), la Cámara de  Industriales del estado Carabobo (CIEC) y Fedecámaras. Quienes apuestan a una desescalada ordenada y metódica que permita a las compañías que han estado paralizadas durante los últimos 60 días producir para generar flujo de caja.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver