Un acto de grado con toga, birrete y tapaboca

La pandemia fue un golpe sorpresivo para la humanidad. Nadie estaba prevenido para una situación de tal magnitud. Y en la larga lista de hechos que tuvieron que readaptarse aparecen historias como la de Estefani Brito, una joven que recibió su título de licenciada en Comunicación Social de una forma inesperada.

Ella es egresada de la Universidad Católica Santa Rosa, en Caracas. Esta casa de estudios canceló el 13 de marzo el acto que le correspondía a su promoción. ¿La razón? Un día antes, el régimen de Nicolás Maduro había ordenado la suspensión de clases, reuniones y concentraciones.

«Ya habíamos realizado la firma del acto de grado y todo. Obviamente nos cancelaron con menos de 24 horas de anticipación debido a la suspensión de actividades escolares, reuniones. No avisaron tipo 5 de la tarde que el evento lo habían cancelado», dijo.

Ahora es noticia: Juan Guaidó se pronunció ante las sentencias del ilegítimo TSJ a los partidos políticos

Sin embargo, la semana pasada, este grupo de graduandos recibió una buena noticia: su acto se iba a realizar. Sin embargo, la toga y el birrete iban a tener que estar acompañados de guantes y tapabocas.

«Cuando nos anunciaron la fecha si fue una emoción lo que sentí porque al fin nos iban a dar el título y sobre todo porque estaba resignada a retirarlo por secretaría. Lo importante era tenerlo en las manos, ya no me importaba ni siquiera el acto en sí, a pesar de que es un momento muy esperado por todos los estudiantes», explicó acerca del anuncio.

Estos actos de grados los hicieron en grupos de 25 persona. Nada parecido a los multitudinarios que anteriormente habían sido. También les indicaron que podían llevar cuatro invitados, cada uno cumpliendo las normas correspondientes.

Además de los guantes y mascarillas como requisito esencial les rociaron alcohol en las manos para entrar a la capilla en donde se llevó el acto. «Los asientos estaban separados por la distancia establecida por la Organización Mundial de la Salud», dijo Estefani Brito.

Emociones familiares no faltaron en un acto distinto

Para la familia el hecho de ver a uno de sus parientes graduarse es algo muy significativo y en el caso de esta joven periodista no fue la excepción. «Mi mamá estaba súper emocionada. Ella estaba esperando mucho esto, más que yo creo. Soy la primera de sus hijas en obtener el título de licenciada y es muy gratificante para ellas y para todos. Fue chévere porque pudimos llevar cuatro invitados y conté con la mayoría de mi familia ahí».

En su testimonio agregó que el hecho de graduarse en medio de la pandemia es algo que sin duda recordará para toda la vida. Básicamente por lo significativo que fue su acto, el cual describió como corto, bonito e íntimo.

La ahora licenciada detalló que luego de salir de la universidad tuvieron en casa un almuerzo familiar para no pasar por debajo de la mesa este logro.

También recordó que paradójicamente toda esta situación le trajo dos celebraciones. «Yo compartí acto con mi novio, el 13 teníamos una celebración planeada con él, como nos suspendieron el acto nos quedamos en esas horas de qué hacíamos, si esperábamos o no y al final celebramos el 13 de marzo. Yo siento que disfruté hasta doble. Porque el 13 de marzo lo hice como si hubiese recibido mi título. A fin de cuentas, ya yo había firmado mi acta y me sentía como licenciada de la república», dijo.

Estefani Brito dedicó unas palabras para aquellos que pudieron quedar en el aire y no tienen certeza de si podrán vivir este anhelado momento. «Yo espero que otras universidades tomen la iniciativa de la Santa Rosa y realicen actos así sea en pequeña escala para los estudiantes porque muchos sueñan con este día. Así sea pequeño es bonito, es significativo y emotivo. Vale la pena celebrarlo. Le digo a los muchachos que están a la espera, que discutan esa posibilidad con las autoridades de sus universidades, que le planteen el evento a pequeña escala, igual con la participación de sus familiares. No va a ser lo mismo que un acto normal, no se va a extender tanto ni contará con representaciones ni grandes discursos pero lo importante es celebrarlo», culminó.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver