viernes, julio 19

LA ANC ha exacerbado la emergencia humanitaria compleja de Venezuela

emergencia humanitaria compleja de Venezuela

Autor: Codevida – www.codevida.org

La Asamblea Nacional Constituyente fue legitimada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) argumentando que esa decisión estaba enmarcada en el Estado de Excepción, luego de que el presidente Nicolás Maduro la convocara a pesar de no estar habilitado para ello, lo que ha causado que en la práctica la Constitución de 1999 esté suspendida, permitiendo que la ANC y el TSJ tomen decisiones arbitrarias con poderes ilimitados sin ningún control ni contrapeso.

Al desestructurarse las instituciones pierden la obligación que le compete al Estado: que haya una autoridad nacional responsable de la protección de la salud visible, previsible y que esté al alcance de la población. Esa autoridad sanitaria ha desaparecido y no tiene competencias para gestionar y hacer políticas públicas, dejando a la población en un absoluto desamparo que se ha traducido en una emergencia humanitaria compleja en la que no hay disponibilidad de insumos ni medicamentos. Una prueba de ello, es que en 2018 fue eliminada la página del Ministerio de Salud, perdiendo con ello toda referencia y contacto público, censurando la información en salud.

Adicionalmente, han cerrado cerca de 60% de los centros de salud públicos de los cuales depende la atención a la mayor parte de la población. Las clínicas privadas atienden a menos de 10% de los pacientes y actualmente están dolarizadas. Menos de 30% de la población tiene seguro médico público o privado. Menos de 100 hospitales públicos todavía abiertos han perdido entre 50% y 90% de sus capacidades operativas por problemas severos de infraestructura, unidades y equipos paralizados, falta de agua y electricidad y contaminación de salas y unidades. Más de 60% del personal médico se ha retirado del sistema sanitario público.

Durante 2017 Venezuela subió al primer lugar de embarazo adolescente en Suramérica y el Caribe, con una tasa de 95 embarazos por cada 1.000 jóvenes, superando a Bolivia, Colombia, Perú, Chile, e incluso Haití. La escasez de anticonceptivos supera 90%. Según el informe “Mujeres al Límite”, 72% de mujeres en edad reproductiva encuestadas en línea no encontraron ningún método anticonceptivo. Expertos independientes calculan que la tasa de muertes maternas fue de 140 por cada 100.000 niños nacidos vivos en 2017, mientras que las muertes de neonatos alcanzaron la cifra de 19,6 por cada 10.000 nacidos vivos.

Las 300.000 personas con condiciones de salud crónica: trasplantadas, con hemofilia, cáncer, VIH y parkinson, entre otras, han pasado más de un año sin recibir medicinas del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS), que detuvo las importaciones por decisión del gobierno sin ninguna previsión, plan de contingencia ni cooperación internacional para ayuda humanitaria. Mientras que 4 millones de personas con diabetes e hipertensión más otras que sufrieron enfermedades agudas también fueron privadas de medicinas en la red de farmacias privadas.

Debido a las bajas coberturas de vacunación varias enfermedades prevenibles por vacuna se han convertido en epidemias: 1.920 casos sospechosos de difteria en 23 de los 24 estados del país, han fallecido 164 personas, en su mayoría niños y niñas por esa causa. Se han reportado 2.154 casos de sarampión en 17 de los 24 estados, pasando de 727 casos en 2017 a 1.427 en junio de 2018. Existen denuncias de 100 muertes de niños y niñas indígenas en Delta Amacuro por esa enfermedad. A causa de las actividades de minería sin control la malaria pasó de 240.000 a 400.000 casos en 10 de los 24 estados del país, siendo el mayor número registrado de América Latina. Hasta junio de 2018 habían fallecido 820 personas por falta de medicamentos antimaláricos, entre ellas 100 embarazadas en el estado Bolívar durante 2017.

“ La autoridad sanitaria ha desaparecido, dejando a la población en un absoluto desamparo que se ha traducido en una emergencia humanitaria compleja en la que no hay insumos ni medicamentos”

Fuente: Boletín No. 50

crisisenvenezuela.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más contenido