sábado, abril 20

Gobierno desdibujó al Estado al darle la espalda a sus obligaciones

 

Autor: Acceso a la Justicia – www.accesoalajusticia.org/

La emergencia humanitaria que vive el país obliga a revisar el funcionamiento del Estado venezolano, el cual fue concebido para que “asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la educación, a la justicia social y a la igualdad sin discriminación ni subordinación alguna”, pero a la luz de su conducción por parte del gobierno, que además ha monopolizado todas sus funciones, el mismo ha perdido buena parte de su razón de ser.

Estos principios básicos –establecidos en el preámbulo de la Constitución– que luego fueron desarrollados en su articulado, prácticamente han dejado de tener sentido para la ciudadanía, pues las obligaciones del Estado en materias fundamentales como seguridad y justicia, así como su deber de atender áreas vitales para la calidad de vida de la población como salud, educación, alimentación y servicios básicos, han sido dejadas a su suerte, constituyéndose en lo que podemos llamar un Estado negligente, pero también en muchos casos ausente.

Son múltiples las garantías constitucionales que actualmente carecen de atención gubernamental, y eso pasa principalmente por la omisión intencionada o no en la que viene incurriendo principalmente el Ejecutivo nacional. La existencia de un Estado ausente o negligente por inacción o ineficacia desde hace unos años ha estado condenando a la población venezolana a sufrir los rigores de los peores indicadores socioeconómicos de su historia, o a tener que sobrellevar un acceso muy limitado a sus derechos fundamentales como seguridad, salud, justicia o alimentos.

 

Fuente: Boletín No. 44

crisisenvenezuela.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más contenido