sábado, abril 20

Estudiando en Socialismo

Redacción: Jorge Ignacio Barragán

Ser estudiante en Venezuela es el acto de valor más grande que un joven ejerce en estos tiempos, tenemos un poder interno que nos mueve y nos hace poder ganarle a todas las adversidades, vamos en contra de todo un sistema, vamos en contra de las ideas que nos imponen, vamos todos los días a nuestras aulas con la fuerza de millones pero el espíritu de uno para resistirnos a desfallecer en socialismo. Este mes para cualquier estudiante ha sido muy duro, de los 19 días hábiles de clase solo hemos podido encontrarnos en nuestros salones 7 días.

Cuando no tenemos clases nos sentimos seres extraños, es una sensación tan incómoda no ir a la universidad, sentimos que el mundo se nos viene abajo y empezamos en un juego de dibujo libre, porque lo único que nos mantiene de pie, lo único que nos da certidumbre en este mar de incertidumbre llamado “Venezuela” es nuestro constante día a día en nuestra universidad, en sus pasillos, en sus aulas, porque sabemos que todo nuestro esfuerzo vale la pena.

Hoy en Venezuela los estudiantes luchamos por nuestros sueños, luchamos por cumplir y realizar lo que en nuestra vida valoramos, decidimos quedarnos en el país como el mayor acto de resistencia por cumplir nuestros proyectos de vida; la situación pareciera a veces ganarnos pero no nos vence, no nos puede vencer, estamos luchando por lo más propio, por el deseo de ser, de cambiar y transformar la realidad en la que vivimos.

Lo hacemos por nosotros mismos, lo hacemos por nuestra familia, lo hacemos por nuestro país. Yo soy estudiante de la ​Casa que Vence la Sombra, la UCV. Nos quitan la electricidad pero nos resistimos a que nos quiten la luz, esa que nos pertenece para hacer de Venezuela algo diferente; el país que soñamos.

“Si nos cubre la nostalgia, habrá ganado la dictadura”.- Raúl Leoni​. Que nunca nos cubra la nostalgia, que nunca nos gane la dictadura, que este sea el mejor relato que podamos contarle a nuestra familia; como pudimos estudiar en crisis, graduarnos y ser profesionales exitosos que contribuyeron a la construcción de un país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más contenido