jueves, octubre 17

El gobierno y su viraje a las ocupaciones de empresas

Autor: Acceso a la Justicia – www.accesoalajusticia.org

Desde el año 2007, las expropiaciones, nacionalizaciones y confiscaciones se hicieron frecuentes en el país como parte de la política adelantada por el fallecido presidente Hugo Chávez de controlar los medios de producción para, según él, garantizar el suministro de bienes básicos a la población, y además protegerse de “acciones de guerra” como el paro petrolero.

Sin embargo, las condiciones financieras que tuvo Chávez –boom petrolero– no han sido las que ha tenido el presidente Nicolás Maduro, por lo que durante su gestión las expropiaciones dejaron de ser el método de apropiación de compañías privadas y se ha optado por las ocupaciones como mecanismo para controlar unidades de producción, sin tener que pagar por los activos.

Esta transición se ha hecho bajo lo establecido en la Ley Orgánica del Trabajo, la cual permite la toma temporal de compañías bajo argumentos como el abandono total de la empresa por parte de los propietarios, incumplimiento de la reactivación de actividades productivas o la ocupación como medida de fuerza para que se adopten condiciones especiales en la producción y comercialización.

Aunque la ocupación pueda ser vista como una figura no tan severa como la expropiación afecta de igual forma la disponibilidad de bienes y servicios en el país, por la impericia e incapacidad de la gerencia pública y, al mismo, tiempo violenta derechos constitucionales como el de la defensa, el debido proceso, la propiedad privada, la libertad económica y la presunción de inocencia.

LEER MÁS AQUÍ

Fuente: Boletín No. 66

crisisenvenezuela.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más contenido