Falta de atención en la Villa Bolivariana provocó la muerte de un niño de un año

José Ortiz estalla y cuenta la historia de la muerte de su hijo a La Prensa de Lara, se trata de un menor que falleció en Barquisimeto el 8 de mayo. Esto luego de ser recluido junto con su familia en la Villa Bolivariana para cumplir con la cuarentena preventiva al regresar de Colombia.

Este martes, el diario local La Prensa de Lara difundió un audio en el que José Pastor Ortiz denunció que por una arepa con mortadela y negligencia en la Villa Bolivariana, lugar asignado por la gobernación del estado Lara para el confinamiento de quienes llegan al país del exterior, su hijo se enfermó del estómago y falleció.

Ahora es noticia: Casos en Venezuela van en ascenso: registraron 34 nuevos contagiados

La Familia de Ortiz (su esposa, su hija de 6 años y un niño de 1 año y ocho meses) viajó de Bogotá el 29 de abril. El 30 ya estaban en Guasdualito (estado Apure). Allí estuvieron aislados en condiciones precarias hasta el 7 de mayo cuando fueron trasladados a Barquisimeto. A tempranas horas de la mañana, llegaron el 8 de mayo en la madrugada e inmediatamente siguieron cumpliendo con la cuarentena en la Villa Bolivariana.

En la Villa Bolivariana

En el lugar los recibieron con arepas rellenas de un embutido “que parecía mortadela”, posterior a esa comida él y su familia se acostaron a dormir y luego comenzaron a tener vomito y diarrea, así pasaron lo que restaba de noche, haciendo las necesidades sin algún tipo de higiene y únicamente con un pote de agua.  

Amaneció y no recibieron atención médica alguna sino hasta las 10:00 de la mañana que les llevaron desayuno y también los atendió una doctora que les dijo que no había tratamiento para la diarrea. Así mismo recomendó que les prepararan un suero a los pequeños. Así lo narró Ortiz.

A las 12 del mediodía  la familia Ortiz Barco, angustiada comenzó a pedir auxilio porque el pequeño de un año de edad estaba casi desmayado por deshidratación y no fue hasta las cinco de la tarde que ordenaron el traslado del menor al Hospital Pediatrico Dr. Agustín Zubillaga, donde murió en brazos de la doctora producto de un paro respiratorio. Cabe destacar que en la Villa Bolivariana no había yelco de niño ni ambulancia para la asistencia. Por ende, «la negligencia fue allá en la Villa y no en el hospital», precisó el padre del bebé.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver