Testimonios en medio de la crisis: la difícil situación de dos abuelos rubienses

En esta crisis económica que atraviesa el país, son los ciudadanos quienes han pagado los platos rotos. Esta problemática ha terminado afectando tanto a adultos mayores como niños. Tal es el caso de abuelos rubienses, quienes tiene días cada vez más difíciles.

Dos abuelos en Rubio afectados por la crisis. Foto: William Anteliz. Todos Ahora

En testimonio ofrecido a Todos Ahora, estos habitantes de Cerro Camacho, sector El Chícaro en Rubio, del estado Táchira, contaron lo que sufren.

Ahora es noticia: 272 trabajadores de la salud han fallecido por COVID-19, según MUV

Abuelos en difícil situación

Jesús Hernández, es un abuelo de 67 años así como su esposa, que al mismo tiempo tiene un estado complicado de salud y no puede movilizarse por sí sola.  «Vivimos los dos solos, una hija nos ayuda con lo que puede, pero el sueldo como docente no le alcanza» expresó Hernández.

Mencionó que han comido gracias a la solidaridad de las personas, pero como no tiene gas, se vio en la necesidad de buscar leña para cocinar. «Se come lo que Dios socorra, no tenemos gas y tengo que salir por leña a la montaña”.

Abuelos buscan leña. Foto: William Anteliz. Todos Ahora

Enfatizó que no le gusta dejar a su esposa sola, pero tiene que salir en busca de madera para medio cocinar.

También agregó, que ya son siete años que tiene a su esposa delicada de salud. Sin embargo, hasta el momento no han recibido ayuda .»Le pido al gobierno que nos ayude, no tenemos para comer, no tengo para los pañales ni medicina. Solo estamos esperanzados en las personas de buen corazón» dijo.

Los ángeles existen 

Siempre hay personas que dan todo sin nada a cambio, así sucede con una enfermera rubiense, que a pesar de su trabajo les ayuda. «Siempre les digo, cuando salga tarde les aviso, pero llego. Desde varios años ayudo a la abuela, ella solo se deja bañar de mí, además le aplico los medicamentos que medio se consigue» dijo en entrevista la enfermera.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver