Solidaridad espontánea ante la crisis de la COVID-19

Los momentos retadores ponen a prueba a una sociedad, y también pueden sacar lo mejor de ella. Como muestra, están las iniciativas sociales que han surgido de manera espontánea beneficiando positivamente a quien más lo necesita ante la crisis nacional por el coronavirus. Muchas de ellas se han desarrollado en apoyo al sector salud, siendo este el más vulnerable ante la crisis humanitaria que ha afrontado el país.

En el estado Mérida hasta la fecha solo se ha registrado un caso confirmado por COVID-19. Sin embargo, el sector salud no se detiene. Los profesionales de esta área siguen trabajando para brindar el mejor servicio pese a la falta de insumos de protección y medicamentos en los hospitales. Es por ello que, tres empresas merideñas decidieron unirse y aportar «un granito de arena» por esos médicos y enfermeras que exponen sus vidas a diario para salvar la de otros. 

Ahora es noticia: Aumenta el precio de los alimentos por la escasez de gasolina en Lara

Todos Ahora conversó con Natalia Yanes, co-fundadora de las empresas Ultra Creatica y U-Workbook, quien nos contó cómo surgió esta gran iniciativa de solidaridad que permitió la fabricación de 70 protectores faciales que fueron donados a los médicos del Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes (IAHULA). Son tres las empresas que conforman este proyecto, integrado en su mayoría por diseñadores y operadores industriales. 

En este caso, la empresa Ultra Creatica prestó el servicio de corte láser, U-Workbook donó la materia prima (acetato) que es utilizada por ellos para la fabricación de su principal producto que son libretas borrables, es decir, libretas que se asemejan a una pizarra acrílica (conformada por laminas borrables, blancas y transparentes), y Facto es el estudio creativo quienes adaptaron el diseño de los visores y donaron el polietileno. 

¿Cómo surgió este proyecto de solidaridad?

La iniciativa surgió de la unión de  tres empresas al momento de evaluar la necesidad de poder dotar al personal médico del Instituto Autónomo Universitario Hospital Universitario de los Andes de insumos que no se encuentran disponibles en el mercado.

«Y es allí cuando vimos las fotografías de estas máscaras que estaban siendo usadas en el exterior, los diseñadores de Facto se dieron cuenta que eran fabricables en Ultra Creatica con tecnología láser con la que contamos, tanto el material como la tecnología que se necesitaba la teníamos a disposición y decidimos empezar las pruebas de fabricación de los protectores faciales» dijo Yanes. 

¿Cuál fue el material utilizado para la fabricación de los protectores faciales? 

En la fabricación de los protectores fáciles fueron dos los materiales principales que se utilizaron; el acetato y polietileno. En el caso del acetato, la empresa U-Workbook ya había realizado la compra del producto en Colombia y lo tenían disponible para la fabricación de las libretas, pero ante la contingencia que atraviesa el país decidieron donar el 80% del material para esta gran causa. Con el polietileno, usaron una bobina completa para poder realizar los sujetadores de estos visores 

¿Cuántas personas trabajaron en la fabricación del producto? 

Fueron alrededor de seis personas las que trabajaron entre diseñadores, operadores de máquina y ensambladores.

En este proyecto de solidaridad, ¿cuántas unidades donaron?

La donación fue de 70 unidades con base al material disponible, están conscientes de que la demanda es superior, sin embargo, eran los recursos disponibles. Actualmente estas empresas buscan adquirir nuevos materiales y así poder dar respuesta a la gran demanda que surgió después de esta iniciativa.

«Estamos en estos momentos en contacto con los proveedores para saber si tienen disponibilidad porque el acetato no se encuentra en Mérida y el polietileno es un material complicado de conseguir (…) Al contar con el material seguiremos fabricando los  visores. Esperamos contar con la solidaridad de otras personas que deseen colaborar y así seguir haciendo las donaciones». Sostuvo Yanes. 

Sin duda, si algo positivo nos deja la crisis del COVID-19, es la solidaridad espontánea. El saber que muchas empresas se han involucrado para ayudar antes una pandemia que afecta a todos los países del mundo. 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver