Salinas de Araya: el oro blanco que dejaron de producir y llevaron a las ruinas

En un fotorreportaje que elaboró Todos Ahora para presentar la realidad que vive hoy el complejo salinero más importante del país, se pudo constatar el estado de deterioro que presenta esta importante empresa del estado venezolano en el estado Sucre.

Las salinas de la península de Araya, descubiertas en los años 1500, llegaron a alcanzar la producción de más del 60 % de la sal que se consumía en el país. Esta era considerada como la sal de mayor calidad a nivel nacional.

Salinas de Araya

Ahora es noticia: Partidos de oposición en el Zulia respaldan Acuerdo de Salvación Nacional

El Complejo Salinero de Araya, ubicado en el municipio Cruz Salmerón Acosta, cuenta con unas 1.250 hectáreas y pudiera alcanzar una producción de 450 millones de toneladas de sal bruta de alta calidad por año. Esto más allá de las otras unidades de refinación y mantenimiento, que se encargan del procesamiento del «oro blanco» para consumo tanto humano, como animal.

La sal para el estado Sucre, incluso para Venezuela, representa un recurso de alta importancia en el desarrollo económico y estratégico para la región.

Situación actual del complejo Salinas de Araya

Hoy esta empresa se encuentra casi paralizada. Solo alcanzan unas 300 toneladas de producción, según sus trabajadores. Sin embargo no existe ninguna cifra oficial.

La maquinaria e infraestructura están completamente deterioradas. Incluso, una parte importante de esta infraestructura y sus bienes están siendo «desvalijados y vendidos como chatarra» por el gobierno regional y la Corporación Socialista de Desarrollo del estado Sucre (CorpoSucre), según declaraciones de los empleados.

Investigaciones Abiertas

A partir de este 16 de junio, la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional de la administración de Nicolás Maduro, se encuentra llevando a cabo una investigación del último convenio que se dio hace un año y medio entre la gobernación de la entidad, en manos de oficialistas, y una empresa privada que lleva por nombre San Ignacio.

Mayor pobreza para Cruz Salmerón Acosta

Este centro de producción representa para la municipalidad de la península la más importante empresa de la zona. Siendo además, un pilar fundamental de la economía en la localidad.

Las más de 1-200 hectáreas de la compañía, no solo representaban un aparato productivo, sino que además era un punto importante para mostrar y complementar el turismo en este pueblo costero, histórico y productivo. Actualmente está en ruinas, presentándole su peor cara a turistas y pobladores.

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver