Salario mínimo de Venezuela como referencia de los más bajos del mundo: ¿Cómo se vulnera este derecho en el país?

Actualmente el salario mínimo de Venezuela es un referente de los más bajos del mundo. Así lo demuestra su ingreso mensual equivalente a cuatro dólares que, según los estándares de los organismos internacionales, es indicativo de pobreza extrema. Lo cual, se convierte en un factor determinante en la profundización de la crisis económica hoy registra el país.

El artículo 87 de la Constitución venezolana, en su apartado sobre el derechos sociales y de las familias señala lo siguiente:

«Toda persona tiene derecho al trabajo y el deber de trabajar. El Estado garantizará la adopción de las medidas necesarias a los fines de que toda persona pueda obtener ocupación productiva, que le proporcione una existencia digna y decorosa. Así como el pleno ejercicio de este derecho. Es fin del Estado fomentar el empleo. La ley adoptará medidas tendentes a garantizar el ejercicio de los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras no dependientes. La libertad de trabajo no será sometida a otras restricciones que las que la ley establezca. Todo patrono o patrona garantizará a sus trabajadores y trabajadoras condiciones de seguridad, higiene y ambiente de trabajo adecuados. El Estado adoptará medidas y creará instituciones que permitan el control y la promoción de estas condicione».

Ahora es noticia: Derecho a la salud en Venezuela: ¿Cómo el Estado lo vulnera?

En este sentido, entra en juego la comparación entre lo que demanda la Carta Magna nacional sobre los derechos y garantías laborales, y la realidad de supervivencia que hoy define a sus ciudadanos. De igual forma cuando se habla del precio referencial de la canasta básica para una familia de cinco miembros, que excede actualmente los 200 dólares.

¿Qué dice Provea?

Para profundizar si estos factores representan una violación a este derecho en el país, Carlos Patiño, abogado y desarrollador del capítulo de libertad sindical y trabajo en el informe actual de Provea, conversó en entrevista con Todos Ahora.

De acuerdo con Patiño, la situación de los derechos laborales en Venezuela se encuentra actualmente «en su peor momento». Esto debido una serie de violaciones que suceden además en el marco de una Emergencia Humanitaria Compleja.

«Así lo evidencia el informe anual de Provea sobre los derechos humanos, específicamente en su capítulo laboral. El cual demuestra la realidad en cuanto a los bajos salarios, a los derechos de libertad sindical, la persecución a trabajadores, etc.», indicó.

Para Patiño, estos factores limitan las posibilidades de alimentación, bienestar y calidad de vida de los trabajadores. Por esta razón, resaltó, que muchos de ellos se han visto en la obligación de formar parte de la migración forzada del país.

Asimismo, señaló que la dolarización informal que se ha generado en Venezuela pone en desventaja y mayor vulnerabilidad a aquellas personas que no tienen acceso a las divisas.

«En el país se ha establecido una dolarización de facto que creó una brecha de desigualdad entre los trabajadores que perciben un sueldo en bolívares con aquellos que tienen acceso a ganancias en la moneda internacional», dijo.

¿Qué representa el incremenento del comercio informal?

El abogado explicó que la informalidad en el trabajo ha venido creciendo en el país porque los bajos salarios no se ajustan a la realidad inflacionaria.

«Esta misma dolarización de facto ha ocasionado que aquellos trabajadores que antes tenían un trabajo formal, recurran a la informalidad. Esto para intentar equiparar sus ganancias a la moneda internacional», explicó.

Resaltó que las medidas de contención contra la COVID-19 agravan la situación para este grupo de personas en el país que deben salir a las calles para tener el sustento del día día.

¿Qué hacer para que se cumpla el derecho laboral en Venezuela?

Finalmente, el vocero de Provea indicó que las garantías para un trabajo digno, pasan por el cumplimiento de las normas y los derechos que establece al respecto la Constitución y los tratados y convenios internacionales.

Asimismo, destacó el pronunciamiento de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) -el ente más importante sobre las relaciones laborales- sobre la violación de este derecho en Venezuela.

«La OIT activó un mecanismo de investigación, la Comisión de Encuestas, para Venezuela. Esta presentó en 2019 un informe que señala que en el país existe un persistente y grave hostigamiento contra empleadores y trabajadores no afines al gobierno. En los que se hacen actos de amenazas, persecución, vulneración de sus libertades civiles, irrespeto a las convenciones colectivas y demás», manifestó.

«Mientras no se cumplan esta recomendaciones que establecen las normativas nacionales como las de la OIT, no va ser posible el cumplimiento digno de los derechos laborales»concluyó.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver