Proyecto Monitor Joven muestra la virtualización de una realidad excluyente

La red universitaria por los derechos humanos, Red Uni, desarrolló el proyecto Monitor Joven, una iniciativa impulsada por A. C. Consorcio Desarrollo y Justicia, que hace seguimiento a las condiciones y vulnerabilidades que viven los jóvenes para acceder a la educación universitaria.

Su objetivo, es acompañar y promover el aumento de las potencialidades que permitan el empoderamiento de los jóvenes. Esto en el marco de la defensa de los derechos humanos y la promoción de la democracia para fortalecer el activismo juvenil pacífico.

Ahora es noticia: Derecho a la educación vulnerado con la cuarentena: El cortometraje de Red Uni

Asimismo, su marco de acción se ejecuta en seis estados del país: Distrito Capital, Mérida, Táchira, Aragua, Carabobo y Miranda.

¿Cuál es el rol en cuarentena?

En el marco de la pandemia de la COVID-19, y las distintas medidas adoptadas por los gobiernos del mundo como mecanismo de prevención y aislamiento, la educación virtual pasó a ser una necesidad. Sin embargo, las condiciones del sistema educativo venezolano, dificultan este proceso.

“El sistema educativo de Venezuela ya presentaba fallas de infraestructura, contenidos y recursos humanos. Sumados a la emergencia humanitaria compleja por la que atraviesa el país. Además de los constantes cortes eléctricos y las deficiencias en los servicios de internet. Esta suma de hechos dificultan la transición hacia una educación virtual”, dijo Evelyn Pinto, coordinadora de investigación del proyecto Monitor Joven.

En este sentido, a finales de abril, Red Uni publicó el tercer boletín del Monitor Joven, titulado Virtualización de la educación en Venezuela, una realidad excluyente. En este se expone que en Venezuela, el panorama educativo virtual se encuentra afectado por la deficiencia de servicios públicos necesarios para el desarrollo de este formato académico.

¿Qué dice la encuesta del Observatorio Venezolano de Servicios Públicos?

Dichos basamentos se sustentan en la escuesta del Observatorio Venezolano de Servicios Públicos, que señala que 51% de los ciudadanos reporta fallas del servicio de internet en el hogar todos los días y 40% de los encuestados para diciembre 2019, reportaba tener fallas diarias de electricidad en sus hogares.

«Estos resultados ponen en evidencia la inviabilidad innovar tecnológicamente y desmarcar de tintes ideológicos el sistema educativo en Venezuela», reseñó la red universitaria.

En el boletín los expertos en el área tecnológica Luis Carlos Díaz, especialista en comunicación digital, y el vicepresidente de Internet Society Capítulo Venezuela (ISOC), Andrés Azpúrua, ofrecieron sus impresiones y recomendaciones para llevar a cabo la transición a la educación virtual en el país. Recogidas a lo largo de la publicación desarrollada por Pinto, junto a la Socióloga Ana Carrasquero, asesora metodológica del proyecto.

De acuerdo con Diaz, virtualizar la educación en Venezuela requiere de “expertos en pedagogía y pedagogía en línea. Áreas de especialización con las que no cuenta el Ministerio de Educación en estos momentos. Además de ser una materia que ignora por completo quien está encargado de ese ente.”

Asimismo destacó que, desde su área tecnológica, sí ve posible la educación en plataformas digitales en Venezuela pero, “en burbujas” debido a que “no es escalable a toda la población y es altamente excluyente para la mayoría de los niños del país».

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver