Para robarle el carro asesinaron a ingeniera que trabajaba como taxista

El asesinato de Yezenia Yolauri Ramos Blanco mantiene conmocionado al centro del país. Ella era una ingeniera en Seguridad e Higiene Industrial que debido a la crisis se vio obligada a trabajar como taxista para mantener a sus tres hijos.

Yezenia Ramos. Foto: Cortesía

Por el crimen, un presunto implicado fue abatido, otro está detenido y tres más se encuentran prófugos de la justicia. Tanto el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) como otros organismos regionales se encuentran en las averiguaciones del caso.

Ahora es noticia: Capturan a tres sargentos de la guardia por disparar al aire en estado de ebriedad

A Ramos la vieron por última vez el pasado 12 de junio, cuando salió del sector Valle Dorado de Barquisimeto con una carrera, que tal como indicó a sus compañeros tendría como destino la ciudad de Caracas, y posteriormente Barinas.

La tarde de ese mismo día llamó a su familia, afirmando que estaba en Guacara estado Carabobo, y que todo marchaba bien.

En la noche sus parientes la llamaron para saber su ubicación, pero los intentos de comunicación fueron infructuosos.

Al saber nada de ella fueron hasta la línea de taxis donde trabajaba para tratar de ubicarla mediante el sistema GPS que tienen los vehículos.

Al verificar su ubicación, se encendieron las primeras alarmas sobre el caso. Resulta que el sistema satelital de rastreo lo desactivaron en Guacara, justamente en el lugar donde ella estableció comunicación por última vez con su familia.

Al día siguiente su esposo acudió a la sede de la policía científica de Barquisimeto, donde la denunciaron como desaparecida.

Hallazgo del cuerpo de Yezenia Ramos

La tarde del domingo 13 de junio la policía de Valencia fue alertada del hallazgo del cadáver de una mujer en un terreno de la Zona Industrial de San Diego, cerca de la Autopista Regional del Centro.

La víctima no presentaba documentación, por lo que en un principio no lograron identificarla. El cuerpo tenía signos de estrangulamiento, y alrededor del cuello tenía un pedazo de alambre.

La familia y los compañeros Ramos Blanco se enteraron de la noticia y se fueron hasta Barquisimeto, y fue entonces cuando la identificaron.

En el sitio solo se encontró el cuerpo, sobre el carro aún no hay información, aunque las autoridades presumen que la mataron para robarle el vehículo.

Lo que si se localizó en el sitio del suceso, fue el celular de la víctima y esa es la pieza clave de la investigación, pues por ese teléfono se comunicaron los delincuentes con Ramos para pautar la supuesta carrera.

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver