Moderna anunció que su vacuna tiene 94,5 de efectividad contra la COVID-19

El laboratorio Moderna anunció este lunes que su vacuna experimental probó tener 94,5 de efectividad contra la COVID-19, según los datos provisionales obtenidos de un ensayo clínico en etapa avanzada.

De acuerdo a una nota de presa publicada por Moderna, el riesgo de enfermar por el Covid-19 se redujo en un 94,5% entre el grupo de placebo y el grupo vacunado del gran ensayo clínico en curso en los Estados Unidos. Reseñó el diario ABC.

Ahora es noticia: Pfizer y BioNTech aseguran que su vacuna COVID-19 es más del 90% efectiva

Asimismo, se indicó que de la población en estudio, 90 participantes en el grupo de placebo contrajeron el coronavirus, frente a 5 en el grupo vacunado.

Con este hallazgo, la vacuna de Moderna pasaría a ser la segunda vacuna estadounidense con un alto porcentaje de efectividad  contra la enfermedad. Esto luego de que en días anteriores Pfizer anunciara que su vacuna es 90% efectiva. Lo que implica que Estados Unidos podría tener dos vacunas autorizadas para uso de emergencia en diciembre con hasta 60 millones de dosis de vacuna disponibles para fin de año.

¿Existen efectos secundarios?

Para sus ensayos, Moderna usó a 30.000 participantes, en los que se previno casos graves de coronavirus. De los 95 casos en el ensayo de Moderna, 11 fueron graves y los 11 ocurrieron entre voluntarios que recibieron el placebo.

Asimismo, el laboratorio aseguró que la mayoría de los efectos secundarios fueron de leves a moderados. Sin embargo, una proporción significativa de voluntarios experimentó dolores y molestias más graves después de tomar la segunda dosis. Entre estos, incluido alrededor del 10% que tenía fatiga lo suficientemente grave como para interferir con las actividades diarias. Además, otro 9% tenía dolores corporales graves. La mayoría de estas quejas fueron generalmente de corta duración, dijo la compañía.

Características de la vacuna

Las dos vacunas americanas coinciden, la de Pfizer y Moderna, en que se asientan en una nueva tecnología conocida como ARN mensajero. Además, de validarse los resultados, representan nuevas y poderosas herramientas para combatir una pandemia que ha infectado a 54 millones de personas en todo el mundo y ha matado a 1,3 millones.

Sin embargo, a diferencia de la vacuna de Pfizer, la de Moderna no necesita almacenamiento ultrafrío, lo que facilita su distribución.El laboratorio espera que sea estable a temperaturas estándar de los refrigeradores, de 2 a 8 grados Celsius durante 30 días, y que se pueda almacenar hasta 6 meses a -20 grados Celsius.

Volver