Min Galilea, una joven venezolana que emigró a Colombia y consiguió libertad como actriz porno

Su nombre artístico es Min Galilea, tiene 22 años, nació en Venezuela y como muchos jóvenes nunca pensó que tenía que irse de su país. Dejar su carrera y huir de un lugar que no le ofrecía oportunidades ni estabilidad. Colombia la arropó, tuvo la suerte de llegar directamente con un trabajo que ya tenía en Venezuela desde los 17 años, como diseñadora gráfica.

De acuerdo con las cifras de Migración Colombia, el 31 de diciembre de 2020 se encontraban en Colombia más de 1.729.000 venezolanos en busca de una vida mejor y más de 966.000 estarían en situación irregular.

 

Ahora es noticia: China declaró que los osos panda ya no están en peligro de extinción

Venezolana en Colombia habla de su oficio

Min Galilea siempre obtuvo muy buenas notas, de hecho ha dicho en reiteradas ocasiones que le encanta estudiar, hasta obtuvo su cupo en la Universidad de Carabobo en Medicina, con mucho esfuerzo, pero los problemas sociales y constantes pausas por parte de la universidad  no podían brindarle estabilidad, lo que la hizo desistir de la idea y estudiar en una universidad privada.

Venezuela le ofrecía inestabilidad e inseguridad

Allí ingresó a la carrera de Psicología donde duró poco tiempo, ya que sentía que a su corta edad el país le consumía la vida en cosas simples como sacar efectivo del cajero o comprar comida. La inseguridad era otro factor que la perturbó, ya que vivió un intento de secuestro y para su tranquilidad mental decidió emigrar.

“Mi tiempo se iba en acciones que en otros países eran tan simples yo empecé a sentir que en Venezuela se me iba la vida en cosas tan simple como ir al cajero. Incluso el hecho de tener dinero me ponía en peligro ante otras personas y llegué a vivir un intento de secuestro en Venezuela y dije que simplemente tengo que salir de acá”, relató.

Las oportunidades se iban derrumbando

Desde joven creía que no era lo suficientemente atractiva, a pesar de tener una mente mucho más abierta que otras personas. Sin embargo, sentía que a ella no la miraban hasta que un día se realizó una sesión de fotos desnuda y cuando se vio se sintió guapa y muy satisfecha de cómo era.

“En ese momento yo me dije que a mí me encantaría mostrar esto y me encantaría ser actriz porno, pero no lo haría porque quisiera tener hijos, recuerdo haber dicho ese comentario al azar” comentó.

Eran los pensamientos de una chica de 17 años, además su vida iba por otro camino, tenía otros planes, estudió a esa edad un año Artes Escénicas y comenzó su trayecto en el ámbito laboral.

¿Cómo comenzó todo para esta venezolana en Colombia?

Empezó a trabajar como diseñadora de páginas web con una empresa americana, a pesar de que ninguna de sus carreras tenía similitud, pero creyó que al trabajar para esta empresa le daría la oportunidad de crecer, sin embargo, le ofrecieron irse a Colombia con un sueldo más alto que el mínimo.

“Yo decía: es una empresa americana, aquí voy a obtener una visa, voy a crecer. A medida que pasan los años me doy cuenta de que no va a ocurrir que básicamente ellos contrataban a gente de Latinoamérica por ser mano de obra económica que realmente las aspiraciones que yo tenía no las voy a cumplir en ese trabajo” mencionó.

Un grito de libertad como actriz porno

Min Galilea, contó a Todos Ahora, que un día vio una publicación de una actriz porno colombiana, la cual buscaba una persona para grabar una película para adultos y quedó; le fue muy bien y se enamoró de ese mundo. Además el dinero que recibió fue mucho mejor de lo que esperaba porque lo que ella hacía en un mes trabajo, con la película fue en un solo día.

Hoy en día dejó su trabajo en la empresa por múltiples razones. Además tiene una cuenta de OnlyFans que de base le genera tres veces más de lo que ganaba con la empresa americana y sigue aumentando sus ingresos con otros trabajos extras.

Ha viajado hasta Brasil para grabar escenas con productoras, está enamorada por completo de la industria. Aunque no todo es color de rosa, vivió un momento traumático en un viaje a Perú, donde la productora no fue completamente transparente, de esa experiencia aprendió como todo lo que ha sucedido en su vida.

Opinó que la industria no es nada fácil, hay momentos difíciles y otros en los que disfruta crear contenido para sus redes sociales. También dijo que las personas creen que es dinero fácil, pero cada trabajo tiene su dificultad. No todo el mundo está preparado para hacer lo que ella hace.

Explicó que ama mucho su trabajo y que tomó la mejor decisión de su vida al salir de Venezuela e incursionar en el mundo para el entretenimiento adulto porque no es trabajo excéntrico, es igual a otro, con los mismos altos y bajos.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver