Maestros carabobeños paralizarán clases virtuales

Luego de un mes de cuarentena, los maestros carabobeños alertaron que paralizarán las clases virtuales en el estado. Debido a que las autoridades no garantizan las condiciones para impartirlas, ni recibirlas.

El presidente de la Junta Sindical Transitoria de la Federación Venezolana de Maestros de Carabobo, Luis Guillermo Padrón, señaló que los educadores y los estudiantes no poseen una buena conectividad a internet. También que muchos de ellos no tienen equipos electrónicos, esto impide la culminación del año escolar.

Ahora es noticia: Tres guardias nacionales detenidos por contrabando de gasolina

“No existe internet ni Cantv. Tampoco hay los equipos necesarios en la nacional ni en la estatal para que los docentes realicen el diseño curricular. Para, de esta manera, poder cumplir con los lineamientos del Ministerio de Educación. No hay ni siquiera un mínimo de recursos en los docentes para enviar o recibir correos. Las autoridades debieron capacitar y prever las necesidades para poder hacer esa exigencia”, indicó.

Paralizarán clases virtuales

La coordinadora regional de la plataforma de Padres Organizados de Venezuela, Adelfa Taffin, agregó que estos se encuentran preocupados. Temen que no se podrá garantizar la continuidad del proceso educativo. Esto porque un 80% de los estudiantes son de unidades educativas oficiales. Además que mayoría de los jóvenes, no cuentan con posibilidades para hacerles llegar sus documentos o tareas.

“Recibimos denuncias de padres y representantes de un liceo ubicado en Naguanagua, en el que la directora de la institución convocó a los estudiantes a asistir al liceo a entregar sus tareas. Una acción sumamente irresponsable y contradictoria al aglomerar a ciudadanos y tener que exponerlos a un posible contagio”, informó.

Peticiones de los maestros

Padrón aseveró hasta que el Ministerio de Educación no cumpla con las exigencias a mejoras salariales, los maestros tomarán esta paralización como un acto de protesta. Puesto que, estos piden 500 dólares y este ente les deposita una bonificación de semana santa de 4.750 bolívares con 38 céntimos. “Este bono representa una burla, porque la canasta alimentaria familiar supera los 26.000.000 de bolívares, según el último reporte del Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas). Exigimos unas reivindicaciones salariales, acorde a la realidad del país y al cálculo real de los beneficios monetarios», añadió.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver