Los mejores deportistas venezolanos de la historia (III)

El béisbol, boxeo e hipismo predominaron por mucho tiempo como el triunvirato indiscutible de la afición venezolana. Pero con los logros de nuestros atletas y la inminente globalización, otras disciplinas fueron adquiriendo sus espacios.

El baloncesto tomó un carácter profesional, primero con la Liga Especial, luego con la LPB. El fútbol poco a poco fue ampliando su alcance más allá de las colonias europeas en nuestro país y otros deportes olímpicos fueron tomando vuelo, en búsqueda de más logros portando el tricolor patrio fuera de nuestras fronteras. 

Te puede interesar: ¿Veneco? Una reflexión más allá de la crítica 

Durante los años 90, varios gigantes se abrieron paso en la Gran Carpa, otros guerreros trataron de seguir los pasos que los llevaran a la gloria olímpica y unos héroes lograron lo que parecía imposible y llegaron a enfrentarse al mejor equipo que haya pisado cualquier tabloncillo en la historia. A todos ellos rendiremos un sencillo homenaje en estas líneas.

Antes de proseguir, les recordamos los criterios que utilizamos para armar esta lista:

  1. En el listado de cada decenio habrá a lo sumo dos integrantes por disciplina.
  2. Hay deportistas con carreras muy longevas, por lo que destacaron en más de una década. Estos casos serán incluidos en la lista de acuerdo con sus años más importantes.
  3. Las listas no tienen ningún orden particular dado que el espíritu es resaltar que todos sus miembros son igualmente importantes para el crecimiento del deporte venezolano.

Ahora, sin más preámbulos ¡Retomemos nuestro viaje!

Los 90

Andrés Galarraga – Béisbol

No hay venezolano sobre la faz de la tierra que no conozca al “Gran Gato”. Comenzó su carrera en los años 80 en Venezuela con los Leones del Caracas y poco después en Grandes Ligas con los Montreal y San Luis, pero cuando llegó a los Rockies de Colorado en 1993, de la mano de Don Baylor, tuvo su mayor explosión. Fue líder bate en su circuito en su primer año con el equipo, con .370, convirtiéndose en el primer criollo en lograrlo. En 1997 lideró la liga en jonrones y empujadas 47 y 150, respectivamente. Luego pasó por los Bravos de Atlanta, donde dejó muy buenos números, pero también enfrentó por primera vez a su gran reto personal, cuando venció al cáncer por primera vez en 1999. En su primer juego después de regresar de esta lucha, y como si de una película se tratase, dio un jonrón inolvidable en la victoria de su equipo, precisamente ante Colorado. Después pasó por varios equipos, terminando su carrera con 5 Juegos de Estrellas, 4 Guantes de Oro y 399 jonrones. Pero más allá de sus números, el caraqueño siempre será un ejemplo de superación, enfrentando las adversidades siempre con fe y con una gran sonrisa, incluso cuando el cáncer reapareció en 2004. Siempre será “el Gran Gato de Venezuela”.

Omar Vizquel – Béisbol

Otro integrante de la larga estirpe de campocortos venezolanos. También surgido de los Leones del Caracas, debutó en Grandes Ligas con los Marineros de Seattle en 1989 y pasó en 1994 a los Indios de Cleveland, donde pasó la mayor parte de su carrera. Con sus 11 Guantes de Oro y sus acrobáticas jugadas, “Manos de Seda” es de los mejores shortstops defensivos de la historia, junto con Ozzie Smith y Luis Aparicio y actualmente está en la votación del Salón de la Fama de Cooperstown, en la que ha tenido progresión lenta pero constante cada año.

Arlindo Gouveia – Taekwondo

Oriundo del estado Falcón e hijo de inmigrantes portugueses, hizo historia con tan sólo 20 años en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, donde se convirtió en el segundo criollo en conseguir una Medalla de Oro, pese a no contar en las estadísticas oficiales, puesto a que el Taekwondo era un deporte de exhibición en aquel momento. Gouveia no sólo logró escalar al máximo escalón del podio olímpico, sino también tuvo un ciclo olímpico perfecto, logrando imponerse previamente en los Juegos Bolivarianos 1989, Centroamericanos y del Caribe 1990 y Panamericanos 1991. Adriana Carmona también obtuvo una presea en la misma disciplina en tierras catalanas, pero más adelante en esta serie, tendrá su propio apartado con otra hazaña similar más de 10 años después.

María Elena Giusti – Nado sincronizado

Nacida en Maracaibo, trasladó su primera pasión, el ballet, a las piscinas. Formó parte de la Selección Nacional desde mediados de los años 80 consiguiendo el oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1985 en México y el decimotercer lugar en la prueba olímpica en Seúl 1988. Esto, en conjunto con la presea plateada en los Panamericanos de 1991, le dieron pergaminos suficientes para se la encargada de portar la bandera nacional en la inauguración de las Olimpiadas de Barcelona 1992. En los Panamericanos de Mar del Plata en 1995 logró otra medalla, esta vez de bronce y formó parte de los portadores de la antorcha olímpica para los Juegos de Atlanta 1996.

Stalin Rivas – Fútbol

El guayanés es, para muchos, el futbolista venezolano con mayor talento que ha pisado una cancha, al menos de momento. Debutó con apenas 16 años con Mineros de Guayana y con 17 fue llamado por primera vez a la Selección Nacional. En 1992 pasó por Bélgica, con el Standard Lieja, donde no tuvo casi participación y luego con el Boom FC de segunda división. Volvió al país con Minerven del Callao, equipo con el que junto con Félix Hernández, Laureano Jaimes, Gilberto Angelucci y Juan García, entre otros, llegaron hasta octavos de final de la Copa Libertadores de 1994, con “El Mago” como goleador del torneo, con siete tantos. Con la selección jugó 34 partidos, cuatro Copas América y tres eliminatorias al Mundial, marcando 3 dianas.

José Luis Dolgetta – Fútbol

Este delantero nacido en Valencia cuenta con el honor de ser el único venezolano de momento de ser goleador de una Copa América. Lo consiguió en Ecuador 1993, con 4 dianas. Militó en el Valencia FC, ULA, Deportivo Táchira, Caracas FC, Atlético Zulia, Estudiantes de Mérida y Carabobo FC, también tuvo una breve pasantía por el fútbol ecuatoriano. A lo largo de su carrera marcó un total de 175 goles, 6 de ellos fueron en Copas Américas, siendo hasta la fecha el máximo anotador criollo en el torneo de selecciones más antiguo del mundo. Un héroe infravalorado por los medios, que fue de los primeros en reclamar mejores condiciones para los jugadores de la Selección Nacional, lo que se logró en cierta medida, pero aún queda mucho camino por recorrer.

Francisco Sánchez – Natación

Mejor conocido como “El Tiburón”, Sánchez fue abanderado de la delegación olímpica criolla en 1996. Especialista en los estilos libres y mariposa, tanto de forma individual como en relevos 4×100, se destacó en los Campeonatos Mundiales de Piscina Corta de 1995 y 1997 (3 medallas de oro y otra de bronce), en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1998 y 2002 (3 oros, 3 platas y 2 bronces) y en los Panamericanos de 1999 (1 oro y 1 bronce). Fue doble finalista en la justa olímpica de Atlanta 96 en los 50 y 100 metros libres, culminando en el séptimo y octavo lugar, respectivamente.

Carl Herrera – Baloncesto

Si se hiciera un ranking de los grandes logros del deporte venezolano, entre los tres primeros estaría sin duda lo conseguido por los Héroes de Portland en el Preolímpico de Baloncesto de cara a Barcelona 1992. Donde llegó a la final, sucumbiendo ante el afamado Dream Team estadounidense, comandado por el mismísimo Michael Jordan. De esa selección, quien tuvo mayor trascendencia a nivel internacional fue precisamente el alero nacido en Trinidad y Tobago, pero que llegó cuando aún era un bebé a Guanare junto con su familia. Formó parte del baloncesto universitario norteamericano, lo que lo llevó a ser parte del draft de 1990, donde fue seleccionado por el Heat de Miami. Jugó en el Real Madrid hasta 1991, cuando fue firmado por los Rockets de Houston, convirtiéndose oficialmente en el primer venezolano en jugar en el mejor baloncesto del mundo. Con los tejanos ganó dos títulos de la NBA (1994 y 1995). Luego pasó por San Antonio, Vancouver y Denver entre 1995 y 1999, cuando regresó a la LPB, donde también militó en varios equipos hasta su retiro en 2008.

Menciones honoríficas

Todos los integrantes de los Héroes de Portland – Baloncesto; Oswaldo Guillén, Wilson Álvarez, Luis Sojo y Robert Pérez – Beisbol; Edson Tortolero, Rafael Dudamel, Félix Hernández y Giovanni Savarese – Fútbol; Jimy Szymanski – Tenis; Todos los integrantes de la Selección Campeona del Mundo en Fútbol de Salón en 1997 – Futsal.

Con esto culmina esta tercera entrega de la serie. La próxima semana estaremos abordando la década del 2000 y las grandes figuras que tuvo el deporte venezolano en esos años. ¡Los esperamos!

Por: Miguel de los Ríos 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver