Leather Heart: Más que una innovación, un concepto de vida

Leather Heart es un emprendimiento social venezolano que nace en enero del 2018, dedicado a confeccionar peluches a partir de residuos textiles, es decir, materiales que ya no tienen utilidad para su propósito inicial. Esto en aras de que no llegue al medio ambiente y pueda contaminarlo

Sus productos tienen el propósito de impactar positivamente en las personas, la sociedad y la naturaleza.

Ahora es noticia: Observatorio de Juventudes de Venezuela ¿Qué es y cuál es su labor?

Los principios que rigen el proyecto son la responsabilidad social, la transparencia laboral y el ideal de dejar una huella positiva al medio ambiente. Todo ello con la finalidad de crear un cambio de conciencia para lograr un mundo más innovador y sostenible.

Por esta razón, Leather Heart se convierte en 2019 en la primera empresa venezolana con certificación B – empresas que utilizan el poder del mercado para dar soluciones concretas a problemas sociales y ambientales-.

¿Cuáles son los productos protagonistas de la marca?

La familia Leather Heart nace con Pepe el elefante, Pancho el oso y Ela la yegua, tres creaciones de peluches que toman forma a través de sus personajes y por medio de los cuales, promueven en los niños una infancia integral. Asimismo, por medio de Carey la tortuga y Pinchi el cactus, unos de los personajes más recientes, la marca impulsa acciones climáticas apoyando la conservación marina y la reforestación de espacios naturales.

Su modelo de negocio se basó inicialmente, en que por la compra de un peluche, se dona otro.

¿Por qué peluches?

Bajo la premisa de generar un impacto positivo en la sociedad, Leather Heart enfoca su gestión a la confección de peluches por considerar que el juego, es el principal factor del desarrollo integral para los niños y una herramienta eficaz para su aprendizaje.

«Tenemos la convicción de que todos los niños del mundo merecen jugar. Es a través del juego que ellos aprenden a querer, a amar, a vivir y desarrollan mejor sus habilidades. Un niño que no juega es un niño con muchas posibilidades de presentar dificultades en su desarrollo integral», expresó Chel Oliveros, coordinador de operaciones.

«Buscamos que el peluche tenga un concepto. Actualmente viene con un cuento para colorear y que narra la historia de los personajes. Todo con la convicción de que mientras juega, aprenden», añadió.

Como parte de su compromiso social, la confección de los peluches está a cargo de mujeres venezolanas pertenecientes a comunidades desentendidas. Estas trabajan siguiendo los estándares de un comercio justo, promoviendo la reducción de la huella ecológica e integrando las bases de la circularidad como modelo de trabajo.

Alianzas que le suman a Venezuela

Su orientación al beneficio social y ambiental, les permitió establecer en el año 2018 una alianza con la fundación «Alimenta la solidaridad». Este es un programa alimentación infantil con más de 100 comedores a nivel nacional, que alimenta a más de 3.000 niños diariamente.

A través de esta sociedad, Leather Heart también orientó su gestión a la donación de platos de comida a los comedores. Todo ello, a fin de atender la crisis nutricional infantil que existe en Venezuela.

Emergencia por coronavirus ¿Catástrofe u oportunidad?

Asimismo, como parte de sus alianzas y en el marco de la emergencia mundial a causa del coronavirus, esta marca se unió al «Plan Buen Vecino», un proyecto que se dedica a visitar abuelitos que viven solos o en casas de juventud prolongada, para donarles comida y otros insumos.

Su colaboración con esta causa, es a través de la donación de geles antibacteriales como medida preventiva por el virus.

Este beneficio es posible por medio de la venta de los dos nuevos personajes que surgen a propósito de esta situación, Pancho doctor y Pepe doctor. El lanzamiento de estos dos nuevos personajes es en honor a todos los heroes que trabajan por salvar vidas.

¿Cuáles han sido los logros alcanzados?

Desde sus inicios e al cierre de 2019, Leather Heart ha vendido más de 4.000 peluches. Lo que a su vez les permitió donar 17.513 platos de comida a Alimenta la Solidaridad y 1.383 peluches a niños en condición de vulnerabilidad.

También, se emplearon a 24 mujeres pertenecientes a comunidades desatendidas, enseñándoles el oficio de la costura y la confección de peluches.

A nivel ambiental, se recicló 1.5 toneladas de residuos textil para la confección de peluches, donde 1.295 kilogramos se destinaron al relleno de estos y 118 kilogramos de cartón se reutilizaron para la creación de los cuentos.

Asimismo, en la villita de trabajo del equipo Leather Heart, se reciclaron 108,8 kilogramos de papel y cartón, 16,4 kilogramos de plástico y 28,5 kilogramos de vidrio a través de la empresa venezolana Multirecicla.

Por último, se recuperaron 356 cauchos reciclados en alianza con Jardines Topotepuy y ABC Prodein. También se plantaron 172 árboles a través de la organización ambiental Provita.

De la mano con el «Plan Buen Vecino», a la fecha las donaciones suman 40 geles antibacteriales y 360 mascarillas hechas por sus costureras.

¿Cuál es el mensaje de Lather Heart para los venezolanos?

Chel Oliveros exhortó en nombre de la marca a los venezolanos, a mantenerse unidos y en la búsqueda constante de innovación, lo cual resaltó, no es algo nuevo sino, toda forma de hacer algo forma mejor, más fácil y eficiente.

«Esta contingencia más que una tragedia, nos presenta una oportunidad no solo a nosotros, sino a toda Venezuela, para transformar y mejorar muchas cosas. Creo que posiblemente nunca recuperemos la Venezuela que teníamos antes pero aprovecharemos todos de construir una mejor.

Foto Leather Heart
Foto Leather Heart
Foto Leather Heart
Foto Leather Heart

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver