Lara: Vecinos de El Cují llevan más de 40 días sin electricidad

La mañana de este martes, los vecinos de la parroquia El Cují, en Lara, se plantaron frente a la gobernación del estado para exigir una solución, tras llevar más de 40 días sin electricidad en la localidad por el daño de un transformador. 

Protestaron en El Cují, estado Lara. Foto: María Márquez. Todos Ahora
Protestaron en El Cují, estado Lara. Foto: María Márquez. Todos Ahora

Vecinos de dos comunidades afectadas  se dieron cita frente a la gobernación de la entidad larense, para exigir una respuesta tras vivir más de 40 días sin electricidad. Esto, luego de presentarse en varias ocasiones en la sede de la Corporación Eléctrica Nacional (CORPOELEC) y no obtener una solución. 

Ahora es noticia: Smolansky: Esta es la primera fe de vida de los 16 niños deportados de Trinidad

“Si quieren votos solucionen el problema” comentó Doris Pernalete, vecina del sector El Paraíso. En esta zona hay 80 familias perjudicadas por tal situación. Entre ellos, niños, adultos, ancianos y discapacitados quienes se sienten abandonados.  

Por otra parte, Mireya Maro, habitante de la comunidad Bella Vista, donde hay 91 familias afectadas mencionó que, la respuesta que obtuvo por parte de los encargados de CORPOELEC fue que los afectados debían facilitar el transporte para trasladar al técnico encargado de hacer la supervisión en el sitio. 

Así mismo, Maro enfatizó que los alimentos y medicamentos se están dañando por la falta de refrigeración, lo que perjudica el tratamiento de los enfermos.

En El Cují enfrentan otros problemas  

Aunado a ello, el sector también se ha visto perjudicado por la falta de gas domestico desde hace ocho meses. Una problemática que agrava la situación ya que muchas familias dependen de las cocinas eléctricas.

En cuanto a las fuertes lluvias que se han registrado en la región, los ciudadanos sufrieron inundaciones y en consecuencia reciben agua sucia, provocando un brote de enfermedades. 

Sin respuesta y preocupados, los afectados se mantienen buscando una solución ante la precariedad en la que viven. “No podemos mendigar un transformador, solo nos piden paciencia pero el gobernador ni siquiera nos recibe” precisó la ciudadana Mireya Maro.

Volver