Volver
Compártelo:

La UE como actor clave para Venezuela

Tras muchos años de liderazgos sin un objetivo claro, sin una organización efectiva, sin estrategia y más aún sin una ruta definida para lograr sus metas, hoy Venezuela se encuentra sumergida en un proceso de depuración de líderes. Esto ya que actualmente se están dando a conocer las intenciones de cada uno de los activistas que forman parte de la oposición. Que no es una oposición común como en muchas naciones, ya que es un solo factor comprendido por muchos partidos políticos. Estos deben hacerle frente de manera conjunta y articulada a una dictadura que compra, soborna, amenaza, persigue y amedrenta a cada uno de los que forman parte de esta coalición.

En la mayoría de los países, esto no sucede así. Las organizaciones partidistas suelen velar por sus reivindicaciones propias y hacen oposición al gobierno desde su individualidad. En contadas ocasiones deben unir esfuerzos para llegar a un fin determinado.

Ahora es noticia: La Unión Europea y su rol en las parlamentarias

 Cuando el Estado es tan poderoso, ha moldeado un Sistema Político a su imagen y semejanza. Tiene el control de las instituciones incluyendo la Fuerza Armada. Es sumamente complicado desmantelarlo de manera democrática y legal. Aunque esta misión, no es imposible. La oposición Venezolana ha cometido muchísimos errores para poder obtener el poder.

Estos errores nos han llevado a donde estamos ahora. Sin embargo este último año y medio lleno, de aciertos y desaciertos, ha sido lo más cercano que ha estado el país a un cambio político. Moldeando a través de los errores la institución del despacho de la Presidencia Encargada. Buscando el reconocimiento internacional, teniendo el apoyo de los Estados Unidos, estableciendo alianzas entre los partidos a través del parlamento y el interinato. Junto a muchas otras obras que han hecho que hoy Venezuela pueda ser un  tema de interés en la Comunidad Internacional y que sus miembros quieran resolver esta situación.

Turquía

Recientemente, arribó a Venezuela el canciller de Turquía por razones comerciales. Aunque también había un interés político detrás de esta visita. Ese fue sentar a actores de la oposición y el régimen en la misma mesa para poder negociar su participación en el fraude del 6 de diciembre. Lo cual fue logrado medianamente, ya que Henrique Capriles y Stalin González terminaron cediendo ante lo que le ofrecía Maduro y Turquía. Viendo como una opción viable dentro de las condiciones actuales acudir a una elección.

Aseguró el primero, según el portal web “El Pitazo”, que: “Pudiesen existir condiciones en los comicios legislativos con la presencia de un grupo de observadores internacionales. Específicamente de la Unión Europea (UE)”. Aunque esta es una jugada para reavivar el liderazgo del ex gobernador de Miranda, quien no pudo llegar a un acuerdo en el pacto unitario. Es sumamente importante ver que estos dos actores están viendo este proceso como la mayor ganancia en las condiciones actuales. Esto es válido, pero es muy poco ambicioso. Además sacan provecho de la intención de voto. También de que muchas personas no se encuentran informadas de que esta no es una elección fidedigna ni legítima.

Es simplemente ilógico pensar, que hacer unas elecciones de la Asamblea Nacional cambiaría el panorama político actual a favor de la oposición, ya que la AN no podrá ejercer su poder en el remoto caso de que la oposición gane la mayoría de escaños. Lo que es algo muy poco probable en una elección con tres rectores impuestos por el régimen.

Aunque exista observación electoral, no hay árbitros imparciales y además aunque hayan liberado 110 presos políticos, siguen las violaciones al Estado de Derecho y el secuestro de los poderes. Estas no son condiciones democráticas para llevar a cabo una elección.

Unión Europea (UE)

Por todo esto, es muy importante ver que la Unión Europea (UE) , juega un papel decisivo ante esta situación. La misma estaba considerando participar como observador el 6D, pero la organización declaró que no existen condiciones mínimas para llevar a cabo este proceso. Para que sea “creíble y transparente”.

Esto fue lo mejor que pudo pasarle a la oposición venezolana y a Juan Guaidó. Debido a que si esta hubiese aceptado ser veedor hubiese sido en vano todo el esfuerzo de hacer el pacto unitario y casi dos años de gestión y lobby internacional. Además,  el régimen se hubiese legitimado.

Aunque las declaraciones se traducen en un “por ahora” y los dirigentes creen que aplazarlo es lo correcto, la verdad es que esa decisión ya no está en sus manos. En el momento en que la UE acepte algún proceso electoral las demás organizaciones se le sumarán y los activistas se verán forzados a participar. Por lo que es necesario que agilicen sus acercamientos a la Comunidad Internacional, pero también que capitalicen su liderazgo interno para ir a elecciones generales lo antes posible. Presionando así al régimen por condiciones máximas, aprovechando su desespero por tener reconocimiento

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Lo más leido