Volver
Donald Trump y Juan Guaidó

La necesidad de incrementar la comunicación entre el Pentágono y Capitolio

La necesidad de incrementar la comunicación. ¿Desconfianza entre Trump y Guaidó? Frialdad entre el Pentágono y el Interinato. Desde el domingo, se ha desatado un revuelo en redes sociales y medios de comunicación sobre el reportaje del portal “Axios.com” en el que se le hizo una entrevista al presidente de los Estados Unidos Donald Trump, específicamente sobre algunos extractos del libro que su ex asesor de Seguridad Nacional John Bolton está por publicar llamado “The Room Where It Happened: A White House Memoir”, en el que se habla sobre cómo fue el proceso para que los EEUU pusiera los ojos en Venezuela y cuáles fueron  las orientaciones que dio Bolton sobre los pasos que debían darse con respecto al país Suramericano y cómo tomaba las decisiones el Presidente de la potencia mundial.

En este sentido, el ex asesor dilucida que el primer mandatario en reuniones aseguró que “invadir Venezuela sería algo cool” y que “Venezuela ya era parte de EEUU”, según lo cita el portal web del diario “Panam Post”. Adicionalmente la misma fuente afirma: “Según el Washington Post, Bolton afirma que Trump siempre fue inconsistente y escéptico en cuanto al apoyo a Juan Guaidó. El ex asesor de Seguridad retrata al presidente como alguien indeciso con respecto a su respaldo al Gobierno interino”.

Ahora es noticia: Donald Trump y Juan Guaidó: Dos aliados inseparables por intereses comunes

En este libro se dan a conocer muchos secretos del pentágono en la administración actual, que coinciden con los hechos, teniendo como autor a un hombre que se ha desarrollado en la arena política por años, por lo que sus declaraciones en este libro son sumamente interesantes y tiene la necesidad de no ser desechadas.

Sin embargo, tras estas acusaciones en su obra, se da esta entrevista de parte de Axios en la que se pudieron tergiversar las palabras del presidente, ya que hay que leer detenidamente la versión en inglés de la entrevista para entender lo que en realidad dijo el primer mandatario de los Estados Unidos, debido a que las traducciones están haciendo eco del reportaje más no de las declaraciones, lo cual es fundamental en la necesidad de entender esto. En primera instancia dijo que con respecto al consejo de Bolton sobre Juan Guaidó pudo haber vivido con él o sin él, pero que estaba totalmente en contra de lo que estaba sucediendo en Venezuela, pero este “él” se refiere al consejo no al personaje mencionado.

Luego afirmó “Guaidó fue electo, creo que no estaba necesariamente a favor, pero dije, a algunas personas les iba a gustar y a otras no. Y yo estaba bien con eso. No creo que fuese tan significativo de una manera u otra”. Esto es una muestra clara de que los requisitos para reconocerlo eran suficientes y que con lo que no estaba netamente convencido era la imagen que proyectaba el presidente interino, algo sumamente comprensible porque respaldar a un líder que en realidad no era el perfil más resaltante para antes del 2019, era algo que tenía que pensarse y evaluar otras caras que pudiesen desempeñar esta tarea, más teniendo en cuenta que según Bolton, Trump estaba decidido a acabar con la crisis Venezolana por la fuerza, lo cual tiene la necesidad de justificar sus dudas hacia cualquier parlamentario.

El personaje antes nombrado, ha declarado en la misma entrevista según el sitio web de la BBC lo siguiente: “A Maduro le gustaría tener una reunión. Y yo nunca me opongo a mantener reuniones, sabes, raramente me opongo a las reuniones” también afirmó que “Se pierde muy poco en las reuniones”. Posteriormente a través de su cuenta de twitter aclaró que solo se reuniría con Nicolás Maduro para discutir su salida pacífica del poder.

Desde mi perspectiva, este revuelo y posicionamiento en la opinión pública de que Trump no confía en Guaidó es simplemente una tergiversación de sus declaraciones teniendo en cuenta que este habla en pasado, con respecto a sus dudas hacia el guaireño. Estas afirmaciones se dieron antes de que el mismo asumiera la Presidencia (e) en el 2019.  Son dudas comprensibles ya que la oposición se encontraba decadente y con cuadros poco visibles para llevar a cabo un cambio político pacífico y es por ello que el mandatario apostaba solo a la vía de la fuerza para llevar a cabo este proceso.

Sin embargo, fue posible y es importante resaltar que desde que se hizo la juramentación aquel 23 de Enero, el apoyo ha sido incondicional debido a que incluso fue recibido por el jefe de Estado de la primera potencia mundial y además fue nombrado en su discurso anual sobre el estado de la unión, comprometiéndose ambos con la libertad de Venezuela.

Por todo lo anterior, creo que es muy importante la necesidad entre la relación en lo que relata Bolton y lo que posteriormente dilucida Trump, que no es necesariamente opuesto, es más el último acepta que estaba inseguro con respecto a Guaidó, pero lo hace en pasado. Esta es una realidad que tiene muchos intereses detrás y entre ellos está colocar la imagen del norteamericano como un demente que no es capaz de tomar decisiones bajo la racionalidad y el segundo es debilitar cada vez más a Guaidó perdiendo credibilidad y fuerza a fin de buscarle un reemplazo o perpetuar a la dictadura, lo cual no puede permitirse y por ello la comunicación entre ambos líderes debe incrementarse y ser directa para que no se desencadenen hechos que pongan en peligro sus propósitos los cuales son la reelección y la libertad de Venezuela.

¿Te gustó lo que leíste?

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!