Jóvenes llevan “granitos de amor y esperanzas” a comunidades de Porlamar

Nerbict Castillo es un joven nativo de Porlamar que siempre ha estado vinculado a la iglesia católica. Desde hace unos años ha visto como los niños y adultos mayores de las comunidades más pobres del municipio Mariño se ven afectados por la emergencia humanitaria.

Referencial / Cortesía
Jóvenes llevan “granitos de amor y esperanzas” a comunidades de Porlamar

Ante esto, comenzó a pensar la manera de ayudarlos como inspiración de Dios. Recibió la llamada de un fray quien en el medio de la conversación, nombró a San Juan de Dios quien fue un hombre desprendido que siempre trabajo a favor de los desposeídos. Esa esta fue la chispa para crear la Fundación Granitos de Amor y Esperanzas.

Ahora es noticia: Monitor DESCA VE visibiliza la crisis del sistema educativo venezolano

Pronto contó su idea a varios amigos quienes son profesionales en varias ramas y que no dudaron en sumarse a esta fundación que persigue dar apoyo a los más necesitados de los sectores de Porlamar.

Jornadas sociales en Porlamar

A pesar de tener poco tiempo de fundada ya han logrado realizar varias jornadas en comunidades como Achípano, Vicente Marcano, El Poblado y El Chispero, donde hay una gran cantidad de personas desasistidas.

“Hemos llevado jornadas de salud a los niños y abuelos, pero también atendemos a los jóvenes y adultos que lo soliciten”.

El equipo está constituido por 10 jóvenes que son profesionales en el área de la salud, educación y diseño, quienes han sido los encargados de dar forma a la  Fundación Granitos de Amor y Esperanzas.

Castillo relató que han presentado sus propuestas de atención social a empresas y comercios de la isla de Margarita quienes han decidido apoyarlos a desarrollarlas con éxito.

“Nuestra intensión es seguir llevando esperanza a los niños y personas más vulnerables del municipio Mariño, como no contamos con un financiamiento más amplio hemos decidido enfocarnos en la jurisdicción donde vivimos, pero queremos llegar a desarrollar estas jornadas en todo el estado Nueva Esparta”.

Jóvenes complacidos

Nerbict Castillo, presidente de la fundación, contó que el trabajo que realizaron fue satisfactorio para él y todo su equipo. Esto a pesar de que conseguir el apoyo no es sencillo. Aun así lograron las metas que se plantearon y esperan que en el futuro puedan llegar a tocar a muchas más personas no solo en Porlamar, con las jornadas sociales que realizan.

La Fundación Granitos de Amor y Esperanzas nació de la inspiración de la vida y obra de San Juan de Dios y lleva el mensaje de Dios a quienes asisten a las jornadas. Esto significa un gesto bien acogido por las poblaciones atendidas, ya que el pueblo de Nueva Esparta es muy católico.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver