Volver
Crisis migratoria
Compártelo:

Ideologización, salud y crisis migratoria ¿Quién gana?

David Smolansky, el comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, hizo la siguiente propuesta a la alcaldía de Medellín.

“Medellín puede incorporar a médicos y enfermeras migrantes de Venezuela, para atender la COVID19. No hace falta recurrir a las misiones médicas cubana”. Asimismo, mencionó que, de contratar al personal de salud venezolano, la ciudad tendría un servicio médico profesional y no ideologizado

Esta es una propuesta que proviene de una realidad aplastante de más de 5.2 millones de venezolanos refugiados alrededor del mundo. Además, de una política poco realista de parte del gobierno colombiano, con respecto a la inclusión de los venezolanos en su dinámica diaria. En especial, en los Estados fronterizos con mayor presencia de estos.

Es por ello, que debe existir un censo y un mecanismo de procesamiento de sus datos, incluso de sus profesiones u oficios. A fin de que en casos como este, puedan ser requeridos e insertados en el campo laboral.

Sigue siendo una necesidad, que las alcaldías y gobiernos municipales activen una dependencia, oficina o sección destinada a la atención de migrantes. Entendiendo la cantidad que transitan, habitan y conviven en estas dependencias. Para así, poder hacer frente de manera eficiente a lo que más que una crisis, es una realidad que por ahora debe atacarse de manera prioritaria.

Aunque el alcalde, Daniel Quintero, haya propuesto llevar médicos cubanos o de otros países a los hospitales colombianos para poder atacar la crisis debido a la COVID-19, esto no es un mecanismo eficiente.

Teniendo cantidad de venezolanos que se encuentran en Colombia pertenecientes al área de la salud, que pueden prestar el servicio médico, si se tuviese información de quiénes son a través de un censo.

El cual, se está llevando a cabo como lo relata El Nacional por su página web:  “Tomás Guanipa, embajador del presidente interino, Juan Guaidó en Colombia, invitó a todos los médicos y enfermeros venezolanos que se encuentran en ese país, a censarse en el Registro Único Consular. Para apoyar a las autoridades sanitarias, en la lucha contra el coronavirus”.

Este es un mecanismo muy innovador, que expresa el trabajo consular y cooperativo entre Estados. Pero teniendo en cuenta, la cantidad de migrantes que existen, ya las municipalidades deberían tener esta información.

En ese sentido, la OEA, ha publicado su “Propuesta para mejorar la situación de los migrantes y refugiados en el marco del COVID-19”.  En ella, se establece que uno de los desafíos más grandes en el ámbito de la salud, es el siguiente:

“Fortalecer los sistemas de salud con profesionales migrantes y refugiados, tomando en cuenta aquellos que estén convalidados o en proceso de convalidación (con permisos provisionales), que puedan habilitarse para la atención de población vulnerable”.

Además de dilucidar en este documento, que gran parte de los migrantes son profesionales, pero que su acceso al mercado laboral es muy limitado por la ausencia de homologación, permisos de trabajo, lo cual los obliga a dedicarse a la economía informal, por lo que debe buscarse un mecanismo para su regularización e inclusión en el mercado laboral y mejorar su acceso al sistema bancario y crediticio.

Así es como también se habla de que en el contexto de la pandemia es necesario garantizar el derecho a la vida a estos refugiados sin importar su status legal. pero se realizan unas recomendaciones bastante relevantes en lo concerniente al trabajo, como la siguiente:

“Promover acuerdos entre entidades estatales y organizaciones de la sociedad civil, que provean licencias profesionales, donde se impulsen los trabajos voluntarios y pasantías, que permitan la adquisición de experiencia para la inserción en el sistema laboral”.

Este es el tipo de acciones que deben llevarse a cabo en estos tiempos frente al coronavirus. Ya que es mucho más práctico, trabajar de la mano de los migrantes que ya se encuentran en el territorio colombiano y son profesionales en salvar vidas, pero no han podido laborar en un hospital, a traer médicos cubanos que no solo pueden ideologizar e insertarse en el sistema colombiano. Sino que también, son un programa que desde hace muchos años ayuda monetariamente a la dictadura cubana.

Por todo lo anterior, aplaudo el censo llevado a cabo por la Embajada de Venezuela en Colombia. ya que teje las redes con el gobierno colombiano, para así tener una mejor respuesta a la realidad migratoria, como algo que no es temporal y que ya debe darse el diseño de políticas públicas de otro nivel con respecto a este tema.

También veo positivamente, la iniciativa del Comisionado de la OEA para evidenciar que es posible hacerle frente al virus con ayuda de los venezolanos. Pero aún más celebro, el informe de parte de la Organización, ya que evidencia la situación tan difícil que viven los venezolanos fuera de sus fronteras y la urgente necesidad de que los gobiernos, tomen cartas en el asunto con políticas realistas y de impacto en conjunto con la sociedad civil organizada.

Por: Miroslava Colan

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Lo más leido