Francia se encendió en protestas: el trasfondo de la ola de manifestaciones

Francia se convirtió en noticia este sábado luego de que decenas de miles de personas salieran a las calles a protestar contra un controvertido proyecto de ley sobre seguridad, considerado como una mordaza.

¿Qué sucedió en las calles de Francia?

Ahora es noticia: Cierre de frontera de Colombia con Venezuela se extiende hasta enero

La ola de protestas se desarrolló con choques entre manifestantes y policías en París. A pesar de que una gran parte de las manifestaciones se llevó a cabo de forma pacífica, la situación cambio en horas de la noche en Paris, capital de Francia.

Allí, un grupo de manifestantes, vestidos de negro, prendieron fuego a la entrada del Banco de Francia y a un restaurante adyacente. También volcaron e incendiaron varios vehículos, y lanzaron piedras y palos a la policía, que respondió con gases lacrimógenos y cañones de agua.

Según cifras del Ministerio del Interior, un total de 130.000 personas salieron a las calles en todo el país. Sin embargo, de acuerdo con un conteo realizado por los organizadores de la denominada «Marcha de las Libertades», fueron al menos 500.000, así lo reseñó el portal DW.com.

¿Por qué el rechazo al proyecto del Ley?

El mayor rechazo de la población es hacia tres artículos del proyecto de ley Seguridad global que fueron aprobados por la Asamblea Nacional de ese país la semana pasada. Estos enmarcan la difusión de la imagen de la policía, el uso de drones así como imágenes de las fuerzas del orden tomadas por ciudadanos con sus teléfonos móviles.

«Es el pueblo de la libertad que marchó por toda Francia para decirle al gobierno que no quiere su ley de Seguridad global, que se niega a la vigilancia generalizada y a los aviones teledirigidos, que quiere poder filmar y retransmitir las intervenciones de las fuerzas de policía», dijeron los coordinadores de las protestas en un comunicado.

El artículo 24 del texto centra la mayoría de las críticas porque castiga con un año de cárcel y multas de hasta 45.000 euros (54.000 dólares) la difusión «malintencionada» de imágenes de las fuerzas del orden.

¿Qué dijo el gobierno de Francia?

Por su parte, el gobierno alega que pretende proteger a la policía de llamados al odio y a muerte en las redes sociales. Sin embargo, los ciudadanos sostienen que muchos casos de violencia policial quedarían impunes, si no hubieran sido grabados por las cámaras de periodistas o por los teléfonos de los ciudadanos.

El ministro del Interior, Gérald Darmanin, condenó «violencias inaceptables contra las fuerzas del orden». Asimismo señaló en Twitter que 37 policías resultaron heridos en los enfrentamientos, que se saldaron con al menos 46 detenciones.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver