Entre altos costos e ingenio: la búsqueda de vitamina C en Nueva Esparta

La vitamina C es uno de los suplementos más recomendados y consumidos como parte del tratamiento preventivo de la COVID-19 y posterior al superar el contagio. Pero su alto precio limita su uso en la costosa lista de medicinas contra la enfermedad del nuevo coronavirus.

Vitamina C

El monto varía de acuerdo con el establecimiento que se visite. Es así como en una farmacia situada  en la vía a playa El Agua, municipio  Antolín del Campo en la isla de Margarita 15 cápsulas cuestan 3 dólares, al cambio del 27 de julio (4.180.000) se necesitan 25.080.000 bolívares para cubrir un mes de tratamiento.

A escasos metros de ese expendio, los precios eran de 6,2 dólares para las 30 pastillas, mientras un blíster de 10 costaba 1,09 $. En otro lugar las 10 pastillas se cotizaban en tres dólares.

Inalcanzable la vitamina C por sus precios

Para un pensionado como Elvia González, adquirir ese medicamento es inalcanzable, pues su ingreso mensual no cubre esos montos, sobre todo si tiene que tomar a diario un antihipertensivo. «La pensión no alcanza para eso, y hay que recurrir a familiares y amigos por una ayuda».

Antonio Martínez es otro adulto mayor que buscaba la demandada vitamina C. Una opción que le dieron fue llegar al centro de Porlamar. Allí, en algunos locales donde venden alimentos, la tienen «en oferta» en 15 unidades por un dólar. Aunque es una opción económica, duda en comprarla porque las bolsitas no tienen fecha de vencimiento.

¿Qué hacer para cubrir el requerimiento?

La recomendación médica es tomar 1.000 miligramos de vitamina C por día. El médico Derwin Carreño sugiere reforzar la dosis con jugos cítricos como limón, parchita y naranja.

Para González, existe también otra alternativa que es la cerecita, una fruta silvestre que crece en algunas zonas de la isla y que con las lluvias de los dos últimos meses exhiben su roja carga. «Dios siempre provee» relata al hablar sobre las propiedades de la cerecita o semeruco que se consume sola o en jugos.

Nueva Esparta: vitamina C

La Malpighia emarginata, Malpighia glabra, Malpighia punicifolia, según la variedad, crece en zonas áridas del oriente y occidente del país. Investigaciones refieren que su contenido de vitamina C es de 1.500 y 3.000 mg por cada 100 gramos, más que la naranja y el limón.

La cerecita también fue motivo de inspiración para el poeta Luis Mariano Rivera quien le compuso un tema popularizado por Gualberto Ibarreto.

Los antolinenses se las ingenian en medio de la crisis para cubrir tratamientos médicos, que la red sanitaria pública no puede suministrar, recurriendo a infusiones, jugos y bebidas naturales.

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver