El rol de Cuba en la transición de Venezuela

La historia de la nación cubana se caracteriza por la lucha de una sociedad para obtener su independencia. Una isla ocupada por los españoles y posteriormente por los americanos, logra su independencia tardíamente, en los primeros años del siglo XX.

Una sociedad en convulsión constante que derivará en una revolución socialista a mediados del siglo pasado. Luego de 1959, la isla jugará un rol preponderante en la geopolítica regional y en la política internacional, sirviendo de apoyo a la extinta URSS. Junto a esta iniciará su franco ataque en contra de los Estados Unidos.

Ahora es noticia: ¿La negociación sigue siendo una opción?

Desde entonces, la isla ha sorteado las sistemáticas sanciones y presiones diplomáticas venidas desde la Casa Blanca. En principio, Cuba fue asistida por la URSS. Ya extinto el bloque comunista, tanto China como la actual Rusia le han prestado apoyo, pero en el siglo XX, su más cercano aliado ha sido Venezuela.

Un aliado esencial del régimen

Desde sus inicios, la política exterior del régimen ha identificado al gobierno cubano como un aliado natural. Por tal motivo, se han suscrito una cantidad de acuerdos económicos, comerciales y diplomáticos que, un día no bastaría para mencionarlos. Sin embargo, se pueden mencionar algunas acciones que dan cuenta de la estrecha relación entre ambos países. Por ejemplo, la llegada a Venezuela de médicos cubanos, los envíos continuos de gasolina a la isla, incluso durante la cuarentena, cuando los niveles de combustible en el país eran mínimos se cumplió con los envíos de gasolina.

También destaca la presencia del embajador de Cuba en Venezuela como miembro de las reuniones del gabinete ejecutivo. Adicionalmente, existen reiteradas denuncias de que personal militar y de inteligencia cubana forman parte de los organismos de seguridad del Estado. La penetración cubana en el gobierno es de máximo alcance, se aprecia en la ideología, en la política social, la inteligencia, la política exterior y los principios y conceptos militares del régimen.

Actualmente, Venezuela continúa siendo el aliado más importante del régimen cubano. No sólo el envío de gasolina a la isla ha sido constante sino también, la recepción de misiones médicas cubanas para que integren el sistema de salud en Venezuela.

¿Le conviene a Cuba una transición en Venezuela?

En este contexto, a Cuba no le conviene que se produzca una transición en Venezuela. Principalmente, porque sabe que la élite que gobernará terminará esa política exterior que ve en la isla su aliado ideológico y estratégico por antonomasia. Todo lo contrario de ocurrir la transición el aliado natural de la nueva coalición dominante será Estados Unidos.

Como están las condiciones, Cuba obstaculizará cualquier intento de transición en Venezuela. Esto es obvio, ya que busca preservar sus intereses en su política exterior, como sería mantener a un aliado ideológico y económico vital como Venezuela. A nivel local, busca asegurar el flujo de combustible en la isla.

El análisis para hacer efectiva la transición en Venezuela no puede menospreciar los vitales intereses del régimen cubano en Venezuela.

¿Cómo debe ser la propuesta de transición?

Las sanciones a Venezuela y Cuba deben venir acompañadas de un plan que, por un lado, le garantice al régimen venezolano un paquete de amplios beneficios como cierta inmunidad internacional y la capacidad de continuar ejerciendo la política en Venezuela luego de la transición, así como estímulos. Por ejemplo, asegurarle durante y al final de la transición, el retiro las sanciones personales a miembros del régimen.

Por otro lado, para Cuba se debe iniciar un acercamiento diplomático- algo parecido viene haciendo Canadá- que flexibilice la postura de la isla y de
paso a la transición en Venezuela. Incluso se pudiese ofrecer que forme parte de un mecanismo multilateral como “El Grupo de Contacto Internacional” dispuesto para restablecer la democracia en Venezuela.

Por lo dicho, no se puede prescindir, ni menospreciar el rol de Cuba en la transición de Venezuela. E proceso de redemocratizar el sistema político venezolano debe partir de una perspectiva holista que comprenda la interdependencia de la actual sociedad mundial.

Por Ricardo Martínez

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver