El parlamento comunal, ¿el fin de la República en Venezuela?

En entrevista con el dirigente político Fernando Márquez para Todos Ahora, alertó de la consolidación del parlamento comunal y sus implicaciones en la estructura del estado venezolano y en el desarrollo de la vida política económica y social de la nación.

Ahora es noticia: Sidoristas denunciaron ante Inpsasel más de tres accidentes laborales

¿Cómo analiza la instalación de la nueva asamblea y la consolidación del parlamento comunal?

Muy preocupante la situación política y social que vivimos en estos momentos, sobre todo en la parte jurídica. Cuando la institucionalidad de Venezuela se juega en un terreno de ilegalidad, ilegitimidad y sobre todo de falta de autoridad. Es esencial entender el fondo real que el régimen quiere con sus intenciones de  dominar totalmente la estructura del estado. Sabemos que  Chavez y un grupo de académicos nacionales e internacionales se plantearon el estado comunal. Una evolución que transforma totalmente la forma política y territorial que está establecida en nuestra Constitución. Estamos en esa transición que es muy peligrosa  por el desconocimiento y la crisis de percepción que existe.

¿Qué implica el parlamento comunal para el estado venezolano y para la arquitectura jurídica y social de nuestro país?

Ellos tienen unos planteamientos muy peligrosos especialmente para el artículo 136 en función de la distribución del poder público. En cambiar la ley territorial venezolana para poder hacer estas comunas que serían autosustentables y podrían tener una autonomía. Pequeños grupos  de poder que al final los manejaría el ejecutivo nacional. Se pretende llevar todo un proceso ideológico de cambio de estado y modelo de vida perjudicando muchísimo a los venezolanos.

También es preocupante como se suprime la autoridad del venezolano y se transfiere a pequeños grupos de poder. Es una nueva hegemonía, es la destrucción fundamental de los principios y elementos de una república federal.  Para llevarnos a un nuevo modo de vida, a una transformación que suprime los elementos esenciales de una república constitucional. Un estado comunal comunista caracterizado por el igualitarismo, la burocracia del poder,  la masificación del estado en pequeños grupos de mafia.  Pretenden dominar el territorio a través de pequeños parlamentos que dicen ser una democracia participativa y lo que seria es  una democracia partidizada.

 ¿Significa que el derecho al sufragio,  los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos, además de la estructura federal y descentralizada  del estado estarían en riesgo de perderse?

Sí, totalmente. Se pasaría a un estado con el poder ejecutivo controlando las funciones que tienen hoy los municipios y gobernaciones. Pasaríamos a pequeños monopolios de poder escogidos en elecciones de segundo grado.  Un estado ampliado dominado por una sola estructura de poder. De una república federal descentralizada a un estado central comunal protagonizado por un grupo de poder.

¿Quiénes conformarán los parlamentos comunales que se proponen implantar en Venezuela?

Sectores de poder que solo llevaran el mensaje hegemónico de pensamiento único del régimen. Estaríamos bajo un sistema totalmente de dominio de pensamiento que rompería con el esquema republicano y federal descentralizado. Esto nos lleva a una discusión profunda sobre como nosotros podemos enfrentar estas intenciones de transformar totalmente nuestras modos de vida. ¿Qué esperamos nosotros? Ayudar al venezolano a vencer la percepción equivocada de los conceptos múltiples que se le dan,  para unificar a los venezolanos para salvar a la familia. Esa estructura se puede ver en nuestro estado Táchira con el protectorado, una estructura fuera de la constitución pero que tiene fuerza y coacción.

 

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver