El coronavirus y el control de la cuarentena en Venezuela, la experiencia del día uno

Día 1: El control de un coronavirus latente y descontrolado

El cierre de colegios, centros de ocio, espacios recreativos, negocios, universidades, fútbol y deportes en general, persiguen el control de un coronavirus latente y descontrolado.

Cuando la tormenta viene

Se veía venir que veríamos cosas nunca vista. Ahora empezamos a ser conscientes, quizás todavía no del todo, que vivimos un momento histórico, o tal vez estoy exagerando.

Ahora es noticia: Así se vivió el primer día de cuarentena en el Táchira

Pero, lo que sí es cierto, es que están sucediendo cosas que hasta ahora no habían sucedido nunca. Y las que todavía nos faltan para ver.

Los Venezolanos hemos pasado por muchas tempestades, somos capaces de ver cuando la tormenta viene y el barco se hunde.

Los días siguen pasando y el virus sigue atacando

No quiero que piensen que soy pesimista, pero la realidad está ahí: tenemos miedo.

Sábado 14 de marzo. Podía percibir miedo y angustia en los rostro de los Guayaneses.

Terror. Eso causaba una posible noticia de un caso en la ciudad, me tenía consternada pero igual seguíamos en cuarentena.

12:30 p.m. En las farmacias solo podía leer en las vitrinas: «No hay gel, no hay mascarillas, hasta nuevo aviso».

He notado que el Venezolano le cuesta acatar reglas, no le gusta que le opongan nada, menos encerrarse por 15 días.

El miedo nos arropa

Cayó la noche, todo estaba tranquilo, recibí un mensaje de mi hermana preguntándome: – ¿Cómo estás?

Pues, todo estaba bien en mi casa, menos en casa de Natalia porque tiene a su madre conpulmonía.

Natalia, es mi amiga desde que tiene 10 años, y tiene miedo que su mamá contraiga el COVID-19.

Los enfermos son más fácil de contraer esta enfermedad, están más ligado con la realidad.

Un miedo más vino para quedarse

15 de marzo. Maria Silvana, una joven de 18 años, estaba en la cola esperando para comprar los insumos médicos.

Silvana, con lágrimas en los ojos, me comenta que tiene a su mamá enferma con anemia y está recluida en un hospital de la zona de Bolívar.

La edad de Cristo

A 33 subió el número de positivos confirmados de coronavirus y la cuarentena obligatoria se extendió a toda Venezuela.

En Ciudad Guayana literalmente estamos preparado para recibir la noticia, pero no para enfrentarla.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver