El caso de éxito que ocurre con las cotorras margariteñas

El Programa de Conservación de la Cotorra Margariteña de Provita, cumplió 31 años. Se mantienen con el resguardo de las aves en su hábitat natural, además de contemplar actividades de educación de la mano con las comunidades de la Península de Macanao y la restauración ecológica del bosque seco. ⁣

A través de su cuenta en Instagram informaron sobre los logros que han obtenido con este programa. «Hemos alcanzado importantes logros: la población de cotorras margariteñas (Amazona barbadensis) en estado silvestre creció un 128%. Toma en cuenta que en 1989 el censo arrojó 700 individuos y el año pasado contabilizamos ¡1.600 aves!«.

Ahora es noticia: Guanipa instó a las Fuerzas Armadas a recuperar su rol institucional en defensa de la nación

«Como informamos ayer, este año se sumaron 140 pichones a los cielos margariteños gracias al esfuerzo llevado adelante por el equipo de Provita con el valioso apoyo de los Ecoguardianes, la comunidad y nuestros aliados».

https://www.instagram.com/p/CDEz4tEnRxT/?utm_source=ig_web_copy_link

Programa de Conservación de la Cotorra Margariteña

Carlos Peláez, miembro de Provita comentó a Todos Ahora que «es un programa que tiene tres componentes. Uno que es de protección de los nidos a través de los Ecoguardianes que cuando hay la temporada de crías de las cotorras, se cuidan los nidos físicamente con estas personas que los vigilan, y se reconstruyen los nidos depredados para evitar el saqueo de los mismos durante la temporada de pichones. También se le anillan a los pichones para saber cuantos sobreviven».

«Después hay un componente que es la reforestación de los hábitat dónde viven, anidan y se alimentan las cotorras porque parte del problema es la pérdida de estas hábitat por deforestación, y es por ello que Provita reforesta esas zonas».

«El tercer componente es el trabajo con la comunidad. Es la que finalmente depreda los nidos y tiene a las cotorras en su casa y se busca entender porque las tienen y llevarlos a una convivencia más sostenible con la cotorra, es decir, que deseen verlas libres que tenerlas en casa».

El subdirector regional de Provita para Nueva Esparta, José Manuel Briceño, señaló que la cifra de 140 pichones se alcanzó gracias a “la colaboración de las comunidades de la Península de Macanao, en especial al esfuerzo de los Ecoguardianes, hombres y mujeres que resguardan y reparan los nidos y que además custodian los pichones durante la temporada para evitar que sean robados por cazadores furtivos”.

Cotorra Margariteña. Foto cortesía: Provita

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver