Domingo de resurrección: Pueblos que se crecen ante la adversidad

El mundo experimenta hoy una pascua distinta, una pascua que llama a la fe y sobretodo nos recuerda cuan importante es la solidaridad. Hoy más que nunca mantenerse de pie con la convicción de que vendrán tiempos mejores es la demostración de fidelidad a Jesús y de fe cristiana.

Resurrección

Está vez esa palabra, resurrección, nos hace reflexionar más allá. Y es que como lo establece la fe cristiana, nosotros también resucitaremos. Volveremos a ser, en la fe y en el amor. Nos creceremos de esperanza.

Ahora es noticia: Estudiantes de Aragua ayudan sin importar el riesgo de

Como nos cuentan los escritos, sobre aquel pueblo esclavizado, preso de sus males y pecados. Así como los eligieron, hoy cada uno de nosotros somos elegidos para librar esta batalla. La tierra prometida es cada espacio que habitamos, que debemos alejar de la maldad. Resucitaremos en la fe, porque tendemos la oportunidad de hacerlo, aún hay vida.

Justicia

La liturgia establece que Jesús, el hijo de Dios, es la prueba viviente de que Dios juzgará al mundo con justicia. Como lo vemos hoy.

El planeta descansa de las creaciones del hombre que, a menudo, perjudican las obras de Dios. La pandemia ataca a la mayoría de los pueblos y no distingue de raza, sexo, edad, religión o ideología. Además los animales oprimidos por la acción del hombre hoy recuperan sus espacios, nuestra casa grande; La Tierra, respira y se toma un descanso.

Este día es nuevamente una fecha para la reflexión. Para que cada uno de nosotros cumpla su papel y su rol. Como lo enseña la fe cristiana.

Hoy no importa cuánto dinero acumulemos, no importan los títulos que tengamos, ni nuestro lugar de procedencia. Hoy solo debemos pensar en amar al prójimo, como a nosotros mismos.

«Amaos los unos a los otros, como yo os he amado».

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver